Click for Gospel Way home page

La Iglesia de Jesucristo: Unica, Extraordinaria e Inigualable


Por: David Pratte

En muchas áreas de la vida, la gente considera una ventaja para algo el ser único, extraordinario e inigualable. Los comerciantes enfatizan las formas en las que un producto es único, o inigualado por otros productos. Una antigüedad es considerada de valor especialmente si es rara o poco común. Se considera que es bueno si un artículo es especial o mejor que los demás.

No obstante, en religión, mucha considera inaceptable o de "poco valor" el que una iglesia se considere única, inigualada o poco común. La gente pone objeciones si los miembros de una iglesia defienden esa iglesia como siendo especial o mejor que otros grupos. La gente dice, "¿Una iglesia no es tan buena como la otra?" ¿Por qué usted es tan estricto y de ideas poco liberales? ¿No deberíamos ser tolerantes en religión? ¿Por qué crítica a los demás grupos? ¿Piensa realmente que sólo un pequeño grupo está en lo correcto y que los demás están equivocados? ¿Cómo puede tanta gente estar equivocada y unos pocos estar en lo correcto? La gente quiere números grandes de personas que acepten a Dios, por lo que piensan que los miembros de las muchas y diferentes sectas deberían ser aceptados.

Desafortunadamente, en lugar de considerar lo que Dios dice acerca de estos temas, la mayoría de las personas basan sus perspectivas en lo que piensan que hace sentido, o en lo que escuchan que dicen los demás, o en lo que les gustaría que fuera verdad, o en lo que sus padres creyeron, o en lo que algunos predicadores dicen. En este estudio, vamos a dejar a un lado las opiniones de los hombres y examinaremos lo que Dios dice en la Biblia acerca del carácter único, no común, e inigualado de la Iglesia que pertenece a Jesús. Al hacerlo, encontraremos también las respuestas a las preguntas que mucha gente hace. (Nótese que no es nuestro propósito mostrar aquí cómo la Iglesia es única en varios aspectos específicos de su enseñanza, tal como la adoración, organización, obra, salvación, etc. - pienso que sería un estudio provechoso. Nuestro propósito es examinar el concepto general de la singularidad, y ver en general si la Iglesia debe SER única o no).

Considere las respuestas Bíblicas a las siguientes preguntas que son importantes.


Pregunta #1: ¿Que Tan Importante Es para la Iglesia Obedecer la Voluntad de Jesús?


Si vamos a entender la singularidad de la Iglesia de Jesús, debemos comenzar estudiando el principio básico de la importancia de la obediencia. Mucha gente piensa que realmente no hay mucha diferencia en si una iglesia obedece a Jesús o no. Cuando se llama la atención al hecho de que la iglesia es desobediente en algún punto, algunos tratan de excusarlo como algo insignificante. Este tema es importante para nuestro estudio porque si es verdad que la desobediencia a Jesús puede ser excusada y pasada por alto, entonces muchas iglesias diferentes teniendo diferentes creencias y prácticas podrán ser todas aceptadas por Dios. No habría nada de especial o único en esa iglesia que trató de obedecer. ¿Pero qué es lo que Dios dice en la Biblia acerca de la importancia de la obediencia?

Efesios 1:22-23; 5:23-24 - Jesús es la cabeza de todas las cosas a la iglesia. La iglesia debe estar sujeta a Jesús tal como un cuerpo debe obedecer las instrucciones de su cabeza.

Colosenses 3:17; 2:8-9 - En vista de que Cristo es la cabeza de la iglesia (1:18), todo lo que hagamos debe ser hecho en Su nombre, en conformidad con Su autoridad. Debemos "mantener firme la cabeza" obedeciéndole en lugar de seguir filosofías y tradiciones humanas.

Mateo 15:9 - Nuestra adoración a Dios es en vano si seguimos doctrinas humanas en lugar de las enseñanzas de Jesús (2 Juan 9; Gál. 1:8-9; Juan 4:24).

Mateo 7:21-27 - No es suficiente llamar a Jesús nuestro Señor. Debemos HACER la voluntad del Padre. Si no obedecemos lo que Jesús dice, somos tan necios como el hombre que construye una casa sin un fundamento sólido. Exactamente como una casa no permanecerá en el tiempo malo, así nuestras vidas no serán aceptables en el juicio.

Hebreos 5:9; 2 Tesalonicenses 1:8-9 - Jesús es el autor de salvación para todos los que le obedecen. Aquellos que no obedecen al evangelio recibirán destrucción eterna cuando Cristo regrese. Esto no quiere decir que uno que nunca ha obedecido, nunca puede tener esperanza. Tal persona puede ser perdonada, pero para conseguirlo debe arrepentirse y ajustar su mente para que se vuelva obediente y luego sea perdonado por la sangre de Jesús (Hch. 2:38; 17:30; 2 Ped. 3:9; Mr. 16:16).

Claramente es un error serio pensar que no hay diferencia en si una iglesia es obediente a Jesús o no. Si la obediencia no importa, entonces no debería haber nada especial acerca de una iglesia que trata de obedecer. Pero a medida que avancemos, veremos que la importancia de la obediencia es un fundamento básico el cual lleva a muchos rasgos únicos de la iglesia. (Véase también Stg. 1:21-25; 1 Ped. 1.22-23; Rom. 6:17-18; 1 Juan 5.3; 2.3-6; 3:6-10; Juan 14:15,21-24; Rom. 2:6-10).


Pregunta #2: ¿Deberíamos Esperar Que el Verdadero Pueblo de Dios Sea Mucho o Poco en Numero?


Dios ha provisto un plan por medio del cual todos los hombres puedan ser salvos. Se agradaría si todos siguiéramos ese plan y recibiéramos la vida eterna (2 Ped. 3:9; 1 Tim. 2:3-6; Juan 3:16; Mr. 16:15-16). Pero hemos visto que solamente aquellas personas que obedezcan el plan de Dios serán salvas, y los demás se perderán. ¿Deberíamos esperar que el número de gente obediente sea grande o pequeño comparado con el número que desobedece?

Mateo 7:13-14 - El camino que lleva a la perdición es amplio y son MUCHOS los que viajan por él. El camino que lleva a la vida es estrecho y "POCOS son los que lo encuentran". Hay muchos que fallan en hacer la voluntad del Padre, pero solamente unos pocos obedecerán y se salvarán (v.21-27).

1 Pedro 3:20 - En los días de Noé, solamente unas "POCAS" almas fueron salvas - únicamente 8 de los miles que vivían (Gén. 6). Los hombres en general eran extremadamente malos y fueron destruidos.

1 Corintios 10:1-6 - De los miles de personas que eran el pueblo escogido de Dios en el Antiguo Testamento como la nación de Israel, con la MAYORIA de ellos Dios no se agradó, por lo que los destruyó. En efecto, de toda la antigua generación que salió de Egipto, solamente a 2 se les permitió en la tierra prometida - a Josué y Calef (Núm. 14:28-30). Todo el resto murió a causa de la desobediencia. Esto es presentado por Dios como ejemplo para nosotros.

Romanos 9:27; 11:2-5 - En Israel, el número de personas que fueron aceptas por Dios es llamado frecuentemente un "remanente" - una pequeña parte del número. En los días de Elías, ese remanente estaba compuesto de 7000 hombres. Por tanto, hoy día, aquellos que son el verdadero pueblo de Dios son llamados el "remanente". Nótese que el número de gente obediente en los días de Elías era considerablemente más grande que en los días de Noé o en los días de Josué. Aunque era un número relativamente pequeño en consideración con toda la gente de la tierra.

El número de personas que verdaderamente son aceptables a Dios varía de vez en cuando. Los casos que hemos nombrado fueron en tiempos de una extensa difusión de la corrupción. Podría haber otros tiempos cuando la fidelidad no sea tan extraña (2 Tim. 4:2). En algún momento dado, el número real de personas fieles será conocido únicamente por Dios. Pero virtualmente en toda época, aquellos que están en el camino de la vida son "pocos" comparado con los "muchos" del camino de la destrucción. No podemos esperar que la Iglesia de Dios consista de la mayoría de gente en una comunidad. La membresía en la Iglesia de Jesús es verdaderamente "poco común".

(Véase también Mat. 22:14; Luc. 13:23-25; Ap. 3:4).


Pregunta #3: ¿Es Agradado Jesús Con las Muchas y Diferentes Iglesias, y Muchas y Diferentes Fes, o con Unicamente una Verdadera Iglesia y una Verdadera Fe?


En el mundo de hoy hay muchas sectas diferentes que enseñan y practican diferentes y contradictorias creencias. Están en desacuerdo en nombre, organización, plan de salvación y adoración. La gente quiere creer que en lugar de estas contradicciones y desacuerdos, muchos de estos grupos son aceptados por Dios. En este caso, no habría una iglesia única que fuera la correcta. No obstante, hemos visto que debemos obedecer a Dios para agradarle. ¿Son pocas las personas que obedecen a Dios que se encuentran en muchas y diferentes sectas o hay una iglesia única enseñando y practicando una fe verdadera?

Mateo 16:18 - Jesús prometió edificar Su iglesia - una, no muchas.

Colosenses 1:13 - Los Cristianos han sido trasladados del poder de las tinieblas al reino del Hijo de Dios - un reino, no muchos.

Efesios 5:22-25 - Cristo es la cabeza de Su cuerpo (la iglesia - 1:22-23), exactamente como su cabeza dirige su cuerpo y tal como un esposo es cabeza de su esposa. Pero una cabeza dirige un cuerpo, no muchos cuerpos. Un esposo es cabeza únicamente de UNA esposa (con la aprobación de Dios), no de muchas esposas. Y por tanto, Cristo es la cabeza de UN SOLO cuerpo. Hay "muchos miembros, pero el cuerpo es uno solo" (1 Cor. 12:20).

Juan 17:20-21 - Jesús oró por aquellos que creen en El para que sean UNO como El y Su Padre son uno. ¿El y Su Padre se contradicen el uno al otro y están en desacuerdo acerca de cómo debería ser la adoración, cómo podría ser salva la gente, o la iglesia de la cual la gente debería ser miembro? Claro que no, sino no seríamos uno, como ellos son uno.

1 Corintios 1:10,13 - La división es contraria a la voluntad de Dios. ¿Está dividido Cristo? ¿Dio mandamientos contradictorios a las personas? Seguro que no, porque sino sería un hipócrita. En vista de que Sus mandamientos no son contradictorios, es claro que cuando las prácticas de la gente produce conflicto y se contradicen unos a otros, entonces alguien no está obedeciendo a Jesús. La división religiosa existe, pero no debemos excusarnos. No podemos participar en el error con el objeto de la unidad - hacerlo sería desobedecer a Dios (Stg. 3.17). Siempre que alguna persona obedezca a Dios y otra le desobedezca, la división existirá entre estos grupos; pero el pueblo que se condene por la división serán aquellos que desobedecieron a Dios, no aquellos que le obedecieron. (Véase 2 Cor. 6:14-7:1; Luc. 12:51-53; Juan 10:19-21; Hch. 14:1-4; 18:8-9; 28:22-25; 2 Juan 9-11).

Efesios 4:3-6 - Podríamos esforzarnos por la unidad basada en cada una de las 7 cosas aquí enumeradas. Hay un cuerpo (la iglesia, 1:22-23) y una fe, tan exacto y tan cierto como hay un Dios y Padre. Decir que hay muchos cuerpos conflictivos y en desacuerdo, todos los cuales son aceptables, serían tan erróneo como decir que hay muchos y diferentes Dioses, todos los cuales son aceptables. Ni podemos decir que un cuerpo está compuesto de muchas sectas diferentes, porque el pasaje dice que al un cuerpo debe seguirle una fe, pero las sectas siguen diferentes fes (creencias). Podría haber muchos y diferentes dioses falsos, pero ha solo un Dios verdadero. Por lo que podría haber muchas y diferentes iglesias falsas y fes falsas, pero hay solamente una iglesia verdadera y únicamente una fe verdadera.

Ciertamente, la Iglesia de Jesús es única es inigualable, porque hay solo una iglesia verdadera. Nótese que no estamos diciendo hay solamente una congregación local. En el Nuevo Testamento hubo muchas congregaciones locales del pueblo de Dios y también hoy día (Gál. 1:2; Hch. 8:1; 1 Cor. 1:2; Ap. 14:11; etc.). Pero todas estas iglesias locales debían creer y practicar en conformidad con la misma fe común - la única fe verdadera (Ef. 4:3-6; Tito 1:4). En este sentido todos los miembros de estas congregaciones locales son miembros de la única iglesia verdadera, pero no de las muchas sectas conflictivas y en desacuerdo.


Pregunta #4: ¿Espera Jesús Que los Miembros de Su Iglesia Reprendan a las Personas Que Son Desobedientes?


Hemos visto que la obediencia a Dios es esencial para agradar a Dios, pero la mayoría de la gente no está obedeciendo a Dios. ¿Qué se debe hacer por aquellas personas que están tratando de obedecer a Dios para ayudar a la gente que no le ha sido obediente? ¿Deberíamos reprender a las personas en pecado y tratar de urgirles al arrepentimiento o deberían dejarlos solos y no criticar las creencias de las demás personas?

2 Timoteo 4:2-4 - Deberíamos predicar continuamente la palabra de Dios, reprobando y reprendiendo el pecado (advirtiendo y aconsejando contra el error). ¿Por qué? Porque queremos ayudar a la gente a evitar el peligro de la separación de la verdad para seguir el error. Aquellos que obedecen a Dios deben contender con los malvados (Pr. 28:4). No deben participar en el pecado sino reprenderlo (Ef. 5:11). Deben contender ardientemente por la fe (Judas 3). Si fallan en hacerlo, estarán condenados delante de Dios (Ez. 33:1-9). (Véase también Tito 1:9-14; 1 Tim. 5:20).

Lucas 24:47 - Debemos predicar a la gente que necesita ARREPENTIRSE. Los seguidores fieles de Cristo, regularmente predican acerca de la necesidad del arrepentimiento (Mat. 3:1-8; Hch. 2:38; 3:19; 17:30). Pero para una persona el arrepentimiento significa admitir que había estado equivocado y decide cambiar. Por tanto, predicar el arrepentimiento significa decirle a la gente que están equivocados. Casi en todas las páginas de la Biblia pueden encontrarse ejemplos de los apóstoles y profetas amonestando a la gente, aún a la gente religiosa, cuando estaban errados. (Véase también Mat. 14:1-11; Hch. 2:14-41; 6:9; 7:51-54; 13:8-11; 18:24-28; el libro de 1 Corintios; Gál. 1:6-9; 2:11-14; etc.). Deberíamos imitar sus ejemplos (1 Cor. 11:1; Heb. 13:7).

Apocalipsis 3:19 - A causa del amor de Jesús por las personas, los reprende y corrige cuando están equivocados. Testificó que sus obras eran malas (Juan 7:7). (Algunos ejemplos son: Mat. 15.1-20; 22:23-33; Cap. 23; Juan 8:31-55; etc.). Debemos imitar Su ejemplo (1 Ped. 2:21).

2 Timoteo 2:25-26 - Esto explica porqué debemos corregir a las personas que están en pecado y porque esta corrección es un acto de amor. Una persona en pecado es un cautivo del Diablo - se perderá a menos que se arrepienta. Si le enseñamos y se arrepiente, puede ser salvo de la muerte y puede tener vida eterna (Stg. 5:19-20). Cuando amonestamos a un niño para que no juegue con fósforos, un cuchillo, o toma corrientes, ¿estamos siendo egoístas, o mostrando amor por el niño? Por tanto, también es un acto de amor el tratar de ayudar a las personas a evitar el pecado.

Juan 3:20 - La razón principal por la que la gente dice que los Cristianos no muestran el error de los demás es porque no quieren que sus propios errores sean mostrados (o los errores de sus seres queridos). No quieren que la verdad sea predicada porque perjudica sus conciencias y hacen que se sientan culpables. Podrían arrepentirse y ser perdonados; pero si no quieren arrepentirse, entonces tratarán de detener la predicación (Hch. 7:51-54; Mat. 14:1-11; Juan 7:7; Pr. 28:4).

Esto no dice que podemos reprender a los demás fuera de los motivos de fariseísmo - para exaltar nuestro propio orgullo, para ganar un argumento, o para probar que estamos en lo correcto y los demás están errados. Ni podemos condenar a la gente que no es culpable de pecado. Pero cuando la gente es culpable de pecado, si los justificamos o ignoramos sus pecados, estamos tan errados como si los condenáramos cuando son inocentes - PROVERBIOS 17:15.

Cuando comprendemos cuan importante es el ser obediente a Dios y que hay realmente un solo camino para agradar a Dios, entonces y solamente entonces es cuando apreciamos la importancia de hablar contra el pecado. Mientras pensemos que la gente puede ser salva aún cuando continúen en su duro pecado mientras pensemos que hay muchos y diferentes grupos que agradan a Dios, entonces no veremos ningún valor en amonestar a la gente para que deje de pecar. Cuando comprendemos que la continua desobediencia lleva a la muerte, y cuando comprendamos la calidad de única de la verdadera iglesia de Dios, entonces veremos el valor de amonestar y alentar a las personas a volverse del pecado y llegar a ser miembros de la Iglesia de Jesús.

Conclusión

Cuando entendamos la enseñanza de la Palabra de Dios y la importancia de obedecerla, entonces veremos que no solo es correcto, sino que, en efecto, es necesario para los miembros de la iglesia de Jesús el apreciarla como única y sin igual. Esto no quiere decir que podemos deliberadamente buscar caminos que son exactamente opuestos porque son diferentes. Más bien, sencillamente podemos buscar el obedecer diligentemente a Jesús. Pero cuando obedezcamos a Jesús, seremos diferentes a la mucha gente que no le obedece.

Nuevamente, podemos buscar el dar a cada uno una oportunidad para ser perdonados del pecado y entrar a la iglesia verdadera. Aunque no podemos ni debemos avergonzarnos de la iglesia si permanecen pocos en número, y mucho menos podemos pensar que la pequeñez de la iglesia prueba que hay algo incorrecto en ella. En lugar de eso, podemos reconocer que Jesús dijo que este sería el camino.

Finalmente, los miembros de la iglesia no pueden llegar a ser santurrones y a jactarse porque han encontrado la iglesia. En lugar de esto, podemos agradecer a Dios por Su gracia, y esforzarnos en ayudar a otros a aprender acerca de la iglesia verdadera para que puedan ser salvos y participar de las bendiciones de Jesús.

¿Qué debe hacer una persona para llegar a ser miembro de la Iglesia de Jesús? Debe hacer las mismas cosas que son necesarias para ser perdonado de sus pecados porque la Iglesia de Jesús es sencillamente el cuerpo de personas a quienes El ha salvado (Hch. 2:47; 20:28; Ef. 5:23-25). Para ser salvo y entrar en la Iglesia, uno debe escuchar el evangelio, creerlo, arrepentirse de los pecados, confesar a Cristo, y ser bautizado (sumergido) en agua con el propósito de recibir el perdón por medio de la sangre de Jesús (Mr. 16:15-16; Hch. 2:38; 22:16; Rom. 10:9-10,17; 6:3-4).

Para recibir asistencia en su obediencia a Dios, le urgimos a que contacte a las personas que le proveyeron este tratado.

Versión al Español Por: Jaime Restrepo M.

(c) Copyright 1982, 2003, David E. Pratte

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Utilice su botón "trasero" para volver a la página anterior.

Vuelva a nuestro casero página para otros artículos del estudio de la Biblia en español.

Haga un 'clic' para ver los estudios de la Biblia en ingles (the Gospel Way).

Exit this site.

Scripture quotations are generally translated from the New King James Version (NKJV), copyright 1982, 1988 by Thomas Nelson, Inc. used by permission. All rights reserved.