Click for Gospel Way home page

¿Podría Fumar un Seguidor de Jesucristo?


Por: David Pratte

INTRODUCCION:

El propósito de este estudio es considerar si sí o no un maduro, un fiel hijo de Dios debería estar incluido entre el número de aquellos que fuman tabaco. [Por favor nótese que estamos discutiendo, durante todo este estudio, el hábito de fumar como es comúnmente practicado en nuestra sociedad hoy]. No deberíamos esperar que la Biblia mencione directamente la práctica de fumar tabaco puesto que la práctica era desconocida en los tiempos Bíblicos. Esta práctica no fue introducida entre la gente Asiática y Europea hasta los 1500. Sin embargo, la Biblia enseña muchos principios generales los cuales pueden y deben ser aplicados para determinar si sí o no ciertas prácticas son erróneas, aún cuando estas prácticas no están específicamente mencionadas [por ejemplo, el bailar, la música instrumental, el Papa, etc. Nótese Heb. 5:14; 2 Tim. 2:15].

Ciertas actitudes fundamentales serán esenciales para este estudio.

(1) Los Cristianos deben estar deseando el negarse a sí mismos y buscando agradar a Dios- Mat. 16:24-27. Si encontramos que algún hábito está obstaculizando la efectividad de nuestro servicio a Dios, no debemos adherirnos por egoísmo a ese hábito, sino que voluntariamente lo abandonemos. [Véase también Eclec. 12:13; Mat. 22:37-38; Rom. 12:1-2].

(2) Los Cristianos también deberían estar buscando los medios para llevar a cabo tanto como ellos puedan en el servicio a Dios, mas bien que buscar el "aprenderlo" en lo menos posible en la suma total del esfuerzo-Mat. 6:33; 2 Cor. 8:3-5. También frecuentemente, el acercamiento de la gente para con la religión es negativa. En lugar de preguntar, "¿Qué puedo hacer yo para ser más útil a Dios?", ellos harán cualquier cosa que a ellos les agrade hasta que usted pueda probarles a ellos que "tienen" que hacerlo diferentemente. [Comp. Gál. 6:10; 1 Ped. 4:18; 1 Cor. 9:22-23; Sant. 4:17].

(3) Los Cristianos deben desear ser como Jesús, viviendo por los principios que Jesús siguió en Su vida-Mat. 10:25 [1 Ped. 2:21; 1 Cor. 11:1].

Afirmamos que, cuando la evidencia con respecto al fumar esté claramente presentada, la gente que posee estas actitudes verá que los Cristianos no deberían fumar. La gente que no posee estas actitudes no podría estar de acuerdo, especialmente si ellos mismos o su amado es uno que fuma. Pero si eso sucede, el fumar no es el principal problema que estas personas tienen. El problema principal es un problema de actitud. En consecuencia la actitud más la información es la clave. Intentamos proveer la información. Si usted mismo encuentra que no desea concordar en que los Cristianos no deberían fumar después de usted haber leído la información, le sugerimos que larga y cuidadosamente considere su actitud hacia el servicio a Dios y en lo que significa ser un Cristiano.


Parte I: La Evidencia Bíblica de Que los Cristianos Deberían Esforzarse por Mantener una Buena Salud y Preservar la Vida


Nota: Este material no tiene la intención de decir que, exactamente porque una persona se enferme o muera, que esa persona necesariamente era culpable de pecado. Todas las personas se enferman y todas morirán ][si el mundo permanece lo suficiente], aún si ellos toman excelentes cuidados para con ellos mismos. Este material está designado para la consideración de aquellos que tienden a la negligencia o a abusar de su propia salud o de la de otros. No estamos diciendo que los Cristianos deberían convertirse tan protectores de su salud que rechacen el hacer el trabajo que Dios espera de ellos por temor a que algo perjudique su salud. Veremos que Dios nos dio fuerza y salud y que El espera que la usemos para hacer Su voluntad. Pero estamos interesados con el caso en donde una persona tiene un hábito que él sabe que es perjudicial para la salud y que casi completamente causa una muerte temprana, sin embargo la persona continúa participando simplemente para agradarse a él mismo, y no ejecuta alguna actividad útil en el servicio a Dios.

A. Deberíamos Cuidar por Nuestra Salud y Vida para Evitar el Ser Como Satán

Satán es el últimamente responsable por traer las enfermedades y la muerte dentro de las vidas de los hombres. Estas son aflicciones [maldiciones] que causan abatimiento [tristeza] y dolor, y que nosotros deberíamos por lo tanto evitar en toda la extensión de lo posible.

Gén. 3:16, 19 - El dolor y la muerte están presentes en el mundo como consecuencia del pecado del hombre y Dios pronunció la maldición sobre el pecado. Pero Dios nunca deseó ni fomentó esto-en efecto, El instruyó a los hombres como evitarlo. Satán es el que tentó a Eva, la incitó a pecar, y por lo tanto es ultimadamente el responsable por la presencia de las enfermedades y la muerte.

Job 1:18-19; 2:1-13 - La enfermedad de Job y la muerte de sus hijos fueron causadas por Satán como tentación para llevar a Job a pecar. Dios permitió esto, pero Satán fue el causante de esto. La enfermedad y la muerte, en turno son la causa del dolor y la pena [2:7-13]. Nótese que ni la enfermedad de Job ni la muerte de sus hijos fueron el resultado de algún pecado que ellos cometieron.

2 Cor. 12:7-10 - El aguijón en la carne de Pablo fue un problema enviado a él por Satán.

Lucas 13:10-17 - La mujer con la espalda encorvada había sido atada por Satán.

Hechos 10:38 - Las personas a quienes Jesús sanó habían sido oprimidas por el Diablo.

1 Cor. 15:26 - La muerte es un enemigo que Cristo derrotó cuando El se levantó de la muerte, y a la cual El le dará una derrota final cuando El levante a todos los hombres de la muerte.

Heb. 2:14-15 - Jesús destruyó al Diablo quien tiene el poder de la muerte.

Satán tiene el poder para causar la enfermedad y la muerte aún sin la cooperación del hombre. Pero el hombre algunas veces deliberadamente en lo que hace causa la enfermedad y la muerte. Si así es, nos convertimos en la clase de persona que él es. Tenemos comunión con Satán y con sus actos malignos. Pero 2 Cor. 6:14-18 muestra que no podemos ser verdaderos hijos de Dios si tenemos comunión con Satán.

B. Deberíamos Cuidar Nuestra Salud y Vida Para Imitar a dios y a Cristo

La buena salud y la larga vida son bendiciones de Dios. Ellas son vistas en la Biblia como siendo deseables-causa para el gozo y la alegría. Para animar y promoverlas, por lo tanto, hay que ser como Dios y Cristo.

Hechos 17:25, 28 - Dios es el dador de la vida, el aliento, y a todas las cosas la esencia de la vida.

Salmo 103:2-3 - Los beneficios que Dios da incluye el perdón de los pecados y la curación de enfermedades [Comp. Sant. 1:17; Sal. 64:1; Sant. 4:15; Hechos 27:22-26, 34-36].

Filipenses 2:25-27 - Cuando una persona enferma se recupera, este es un acto de la misericordia de Dios.

Mateo 14:14; 8:16-17; Hechos 8:7-8 - Cuando la gente era sanada milagrosamente, eso era una expresión de la compasión de Dios, y era una razón de gran gozo.

1 Cor. 15:26; Heb. 2:14 - Jesús considera a la muerte un enemigo contra quien El está trabajando.

Apocalipsis 21:4 - La recompensa de Dios para con el hombre será un estado en el cual no hay dolor ni muerte.

Para ser imitadores de Cristo [1 Ped. 2:21-22], debemos trabajar por la buena salud y preservar la vida. El hacer deliberadamente lo que sabemos que causa enfermedad y muerte es ¡trabajar contra Dios!

C. Deberíamos Cuidar Nuestra Salud y Vida para Hacer Lo Bueno y Así Suplir las Necesidades de la Gente

Muchas escrituras muestran que los Cristianos están obligados a hacer lo bueno y así suplir las necesidades de ellos mismos y de otros.

Gén. 3:17-19 - Para comer, el hombre debería trabajar enfrentándose a penalidades y dificultades.

2 Tesal. 3:6-15 - Los hombres son mandados a trabajar para comer, y los miembros de la iglesia que no lo hagan deben ser retirados [excomulgados].

1 Tim. 5:8 - El hombre es obligado a proveer para su familia también como para él mismo. El que rehúse hacerlo así es peor que un incrédulo.

Tito 2:14; 3:1, 8 - Los Cristianos deberían ser celosos de buenas obras, dispuestos para toda buena obra, y cuidadosos por mantener las buenas obras.

Gál. 6:10 - Debemos hacer el bien a todos los hombres.

Sant. 4:17 - Si sabemos hacer lo bueno y no lo hacemos, pecamos.

[Véase también Hch. 20:34-35; Efe. 4:28; 1 Juan 3:16-18; Sant. 2:14-16].

Esta responsabilidad de hacer lo bueno y suplir las necesidades incluye la responsabilidad de cuidar por la salud y la vida de las personas-la nuestra propia y la de otros.

Ciertamente estamos de acuerdo en que hacer lo bueno incluye el proveer comida, vestido, y refugio. ¿Pero por qué la gente necesita esto? ¡Para preservar la vida y la salud! Estas son las "necesidades de la vida" porque la falta de ellas causan la mala salud y la muerte temprana. Esta es la razón por la que debemos proveerlas, por lo tanto, esto debe ser así porque se nos ha requerido que cuidemos por la vida y la salud de las personas-la nuestra propia y la de otros. Si es erróneo el rehusar proveer comida, vestido, etc., entonces esto debe ser porque es erróneo el tener cuidado por la vida y la salud.

A más de esto, no podemos cumplir nuestras obligaciones para suplir las necesidades de otros a menos que nosotros mismos nos guardemos en buena salud. ¿Cómo podemos proveer para otros cuando estamos incapacitados o muertos? Sant. 1:27 nos obliga a cuidar por las viudas y los huérfanos. ¿Esto también nos obliga a hacer lo que podamos para mantener nuestra propia salud para que nuestra esposa [o esposo] e hijos no se conviertan en viudas y huérfanos?

Lucas 9:11 - La gente enferma necesita ser curada. La buena salud, por lo tanto, es una necesidad, exactamente como lo es la comida, el vestido, etc. Suplir las necesidades de la gente (incluyéndonos nosotros mismos) requiere que cuidemos nuestra salud.

Hechos 10:38 - Curar a la gente enferma es un "bien hacer". ¿Estamos entonces haciendo lo bueno si hacemos que la gente se enferme?

Mateo 25:35-36, 43 - Cuidar por el enfermo es una buena obra que nosotros debemos hacer para ser aceptados en el juicio, exactamente como el ayudar a la gente que necesita comida, vestido, etc. Debería ser claro lo importante que es esto para tratar de evitar que alguien se enferme o para tratar de curar la enfermedad cuando esta ha venido. Estos pasajes, por lo tanto, muestran la necesidad de estar interesados en la buena salud.

1 Tim. 5:23 - A Timoteo se le dice aquí por medio de Pablo que tome cuidado de su salud, tomando el cuidado que es necesario para que resulte en buena salud.

Todas estas Escrituras nos muestran que debemos colocar la obra del cuidar por nuestra salud en la misma categoría como lo es la obra del proveer comida, vestido, y otras necesidades de la vida-ellas son obligaciones de todos los Cristianos.

D. Deberíamos Cuidar la Salud y la Vida para Mostrar Amor

El cuidado por la salud es mostrar misericordia, benevolencia, y compasión.

Lucas 10:25-28 - La Biblia enseña claramente que debemos amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos.

Rom. 13:8-10 - Amar significa hacerle bien a la gente, no males. Una de las clases de males que debemos evitar es el mal físico. El perjudicar a la gente, o el ayudarles a ellos negligentemente cuando lo necesitan, es malignidad (aborrecimiento).

Mateo 14:14 - Una de las razones por las cuales Jesús sanó a la gente fue porque El tuvo compasión de ellos. Si estamos amando, compadeciéndonos de la gente, también cuidaremos la salud de la gente (comprendiendo, por supuesto, que no podemos hacer los milagros que Jesús Hizo).

Lucas 10:25-37 - Amar a las personas allegadas a nosotros significa cuidar por su vida y salud física cuando ellos necesitan que nosotros así lo hagamos. Esto se refiere primariamente ayudar a las otras personas mas que a nosotros mismos, pero el pasaje propiamente muestra que nosotros debemos cuidar por nuestra propia salud y necesidades también. Si es del todo correcto para mi el abusar de mi salud y sabiéndolo negligentemente o destruyéndola, entonces ¿por qué no puedo yo hacer lo mismo a otros? Podría decir, "Yo amo a mi vecino como a mí mismo. Yo estoy destruyendo su salud, pero entonces yo mismo me estoy destruyendo también". Si entendemos el interés que deberíamos tener por la salud de las otras personas, esto puede enseñarnos el interés que deberíamos tener por nuestra propia salud. [Comp. 1 Cor. 12:21-26].

E. Deberíamos Cuidar la Salud y la Vida para Ser Compatibles Con Nuestras Oraciones

A menudo oramos por la buena salud de nosotros mismos y de los otros. Oramos para que a la gente se le permita vivir. La enseñanza Bíblica muestra que tales oraciones son convenientes.

3 Juan 2 - Juan oró por aquellos a quienes él les escribió para que prosperaran y tuvieran salud.

Sant. 5:13 - Si está alguno afligido (y eso debe incluir la mala salud), que haga oración.

2 Cor. 12:7-10 - Pablo oró para que se le quitara el aguijón en la carne.

2 Samuel 12:13-23 - David oró a Dios para que le permitiera a su hijo enfermo vivir.

2 Reyes 20:1-7 - Cuando él estaba muriendo, Ezequías oró para que se le permitiera seguir viviendo.

Todas las personas, de la manera negligente y descuidada como cuidan la salud, algunas veces tienen enfermedades y algún día mueren. Así Dios algunas veces escogió dar buena salud en respuesta a la oración, y algunas veces El no lo hizo. No obstante, si entendemos esto y oramos para que la voluntad de Dios sea hecha, entonces es escritural orar a Dios por la buena salud y la larga vida para que nosotros y nuestros amados puedan servir a Dios.

Pero el orar por las bendiciones nos obliga a hacer lo que podamos para obtener esa bendición y luego cuidar de ella y usarla correctamente. Considere la ilustración de otra necesidad física (tal como "el pan diario"-Mat. 6:11). Oramos para que esta necesidad se supla, pero pecamos si exactamente no hacemos nada y esperamos su aparición milagrosa. Estamos obligados a trabajar para la adquisición de aquello por lo que oramos, y luego que lo obtengamos, no debemos malgastarlo o abusar de el sino más bien cuidarlo y usarlo apropiadamente.

Santiago 4:3 - La solicitud de bendiciones para que podamos malgastarlas en nuestros propios e indignos placeres es pedir mal. Es correcto orar para que nuestras necesidades sean suplidas y así poder llevar a cabo la voluntad de Dios [Mat. 6:10-11]. Pero el orar por aquello de lo cual intentamos abusar o malgastar en auto-satisfacciones las cuales se llevan a cabo no en un buen servicio a Dios, sería una oración o petición no escritural. Esto sería efectivo si estuviéramos orando por una posesión material o por buena salud. Pocas cosas son ejemplos más obvios o repulsivos de esto que el hombre que arruina su salud por la bebida alcohólica o por el fumar, entonces luego él ve que está muriendo y le pide a la gente que ore por su salud-pero él no quiso abandonar su cigarrillo o bebida.

El orar por la buena salud requiere que nosotros cuidemos por nuestra salud, exactamente como una oración por las necesidades materiales requiere que nosotros cuidemos por nuestras necesidades físicas.

F. Deberíamos Cuidar Nuestra Salud y Vida para Mostrar Gratitud por las Bendiciones de Dios

Muchos pasajes muestran que los Cristianos deberían estar agradecidos por las bendiciones de Dios y mostrar aprecio por ellas.

1 Tesal. 5:18 - Es la voluntad de Dios que en toda cosa le demos las gracias.

Rom. 1:21 - El faltar (fallar) en dar gracias y el dar gloria a Dios, es uno de los primeros pasos hacia la apostasía. [Comp. Efe. 5:20; Col. 3:15; 2:7; Filip. 4:6-7; etc.].

Específicamente, deberíamos mostrar gratitud por la buena salud. Ya hemos mostrado que la buena salud es una bendición de Dios. Si es así, entonces los pasajes ya estudiados muestran que deberíamos estar agradecidos por ella. Nótese también los siguientes pasajes.

Hechos 3:8 - La gente de sus enfermedades alababa y glorificaba a Dios. [Luc. 13:13].

Lucas 17:12-19 - Jesús censuró a aquellos que no mostraron estimación por la sanidad.

Salmos 107:19-22 - Cuando Dios nos sana y nos libra de la destrucción (de cualquier clase, incluyendo la ofensa física), debemos alabarle a El, ofrecerle sacrificio de agradecimiento, y declarar Sus obras con júbilo.

Pero mostrando gratitud no es exactamente algo que debemos DECIR, sino también algo que debemos HACER. Otra vez, considérese como una ilustración, las otras bendiciones físicas que Dios da-la comida, el vestido, etc. Si apreciamos esto, ¿vamos a abusar de ello, descuidarlo, y destruirlo, o cuidaremos de ello y lo usaremos para el propósito designado? Cuando una mujer trabaja por horas para preparar una gran comida, pero su familia arremanga sus narices, arroja la comida al depósito de la basura, y luego pregunta, "¿Qué hay de comer?", ¿aprecia esta familia la comida? Si verdaderamente apreciamos la bendición de la buena salud que Dios nos da, debemos mostrar nuestra apreciación por medio de cuidar nuestra salud y usarla como Dios designó que sea usada.

G. Debemos Cuidar Nuestra Salud y Vida para Ser Buenos Administradores de Nuestros Cuerpos

Nuestros cuerpos, salud y vida son la propiedad de Dios, El cual lo ha dado a nuestro seguro cuidado para usarlo para llevar a cabo Su propósito-en consecuencia, una mayordomía.

Rom. 12:1 - Presentar nuestros cuerpos en sacrificio vivo a Dios. El cuerpo no es una posesión para usarlo como nos plazca, sino que debe ser dado a Dios para usarlo como a El le agrada.

1 Cor. 6:19-20 - Nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo. No somos nuestros dueños porque somos comprados con un precio. Debemos por lo tanto glorificar a Dios en nuestro cuerpo. Alguna gente dice, "Este es mi cuerpo. Haré lo que yo quiera con el. ¿Qué diferencia hace esto a alguien más?" Pero realmente este no es nuestro cuerpo. Dios lo hizo y le dio a usted el poder de decidir que hacer con el. Pero El lo limitará a usted como responsable de si sí o no usted lo usa para servir a la voluntad de Dios por su vida [Eclec. 12:13-14; 9:10].

1 Ped. 4:10-11 - Debemos ministrar como administradores de la multiforme gracia de Dios (eso es, muchas clases de favores). Estos favores incluyen las palabras de Dios que deben ser usadas apropiadamente en nuestra enseñanza. También incluido en estos favores es la capacidad o "poder" que Dios da a nosotros (el cual incluirá, entre otras cosas, nuestra salud física). Ante esto somos responsables para usar, ministrar o servir para que Dios sea glorificado. Este pasaje obliga el punto que ha sido enfatizado a través de este estudio; somos administradores de todas las bendiciones que Dios nos ha dado para usarlas en Su servicio-incluyendo nuestra salud, cuerpo y vida.

Nótese que esto muestra que, en consideración a los principios que hemos estado estudiando, la aplicación es la misma sea que estemos hablando de la salud de alguien más o acerca de nuestra propia salud. Cuando estudiamos los pasajes que nos muestran que debemos cuidar por la salud de la otra gente, algunos podrían pensar que esto no se aplica para con nuestra propia salud. Pero realmente, "nuestra propia salud y cuerpo" es algo más que salud y cuerpo-ellos pertenecen a Dios, por lo tanto debemos cuidar por ellos exactamente como lo debemos a eso que pertenece a alguien más. [2 Cor. 8:5; Filip. 1:20].

Un administrador para que sea recompensado como fiel, debe cuidar de la posesión confiada a él y debe usarla para con el propósito mandado por el propietario. Abusar, maltratar, descuidar, o destruir la propiedad por medio de usarla en una actividad que simplemente agrada a nosotros y en ninguna forma ayuda al propósito del propietario, constituirá infidelidad y hace al administrador digno de castigo.

1 Cor. 4:2; 1 Ped. 4:10-11 - A los administradores se les requiere que sean fieles-para usar la bendición confiada como el propietario lo haya decretado.

Lucas 12:42-46 - A un administrador le fue confiado aquí la casa de su señor, incluyendo los siervos. El era responsable por proveer y cuidar esa casa (siervos) para que el propósito del señor pudiera ser llevado a cabo. En lugar de eso él golpeó y abusó de ellos para agradar su propia auto-indulgencia. El fue condenado. Por lo tanto deberíamos cuidar, como administradores de nuestros cuerpos, para usarlos en el servicio a Dios. Si en lugar de esto abusamos de ellos y destruimos nuestra salud en el servicio de nuestros propios placeres, ¿dónde queremos cuando el señor venga y nos juzgue? [comp. Ezeq. 34:1-6; Mat. 25:14-30; Lucas 16:1-13; etc.].

Otra vez, estos principios nos enseñan a usar la posesión como el Señor lo prescribe, no para ir a tales extremos en la protección de ella para que faltemos en hacer la obra que el Señor quiere con ella. Con las posesiones materiales podemos errar en cualquier extremo por la pereza y descuido, o por la codicia y avaricia. De modo que podemos errar por la indiferencia egoísta y el abuso de nuestra salud o por la sobre-protección de donde rehusamos trabajar del todo por temor al daño de nuestra salud. Pero el hecho de que podríamos "gastar" o aún perder nuestras vidas al hacer el trabajo de Dios, no nos justifica en la destrucción de ellas en nuestras indulgencias egoístas que no llevan a cabo nada bueno en Su servicio. La conclusión debe ser siempre de si sí o no la actividad en la que estamos usando la bendición es la actividad en la que el Señor dijo que la usáramos.

Hemos aprendido ahora algunos principios Bíblicos básicos acerca de nuestra necesidad de cuidar nuestra salud. Como con otros temas, cuando aprendemos los principios Bíblicos envueltos, muchas veces debemos entonces recoger información de nuestras circunstancias físicas para aplicar apropiadamente los principios. Para aplicar la enseñanza Bíblica con relación a la disciplina de la iglesia a un caso específico, por ejemplo debemos investigar los hechos históricos del caso. Por tanto para aplicar los principios Bíblicos que exactamente hemos estudiado con relación a la cuestión del fumar, debemos investigar los hechos físicos para determinar que efectos tiene el fumar sobre la salud [Juan 7:24].


Parte II: La Aplicación de la Enseñanza Bíblica a la Cuestión del Fumar



Hecho #1: El Fumar Daña la Salud y Acorta la Vida de los Fumadores


Considere ahora la evidencia que de que el fumar es una clase de daño que los Cristianos deben procurar evitar.

A. Evidencia Obvia de Que el Fumar Es Perjudicial

La reacción inicial del cuerpo humano al fumar debe decirnos que el cuerpo considera esto un acto nocivo. Los mecanismos de defensa del cuerpo rechazan el humo como algo que hace que se enferme. El cuerpo no muestra las señales simplemente por medio de repugnarlo, sino que el cuerpo da señales de enfermedad - náuseas, ahogándose, tosiendo, transtornos estomacales, aún vomitando. Esto debería advertirnos para evitar la práctica, pero la gente continúa en ella y pronto este mecanismo de defensa es "marchitado" exactamente como podemos marchitar nuestra conciencia.

Isaías 65:5 - La Biblia también muestra que la aspiración del humo es naturalmente ofensivo y perjudicial. Dios usa esto para ilustrar cuan nauseabundo y ofensivo es para El el pecado del hombre. Aunque esto no se refiere al hábito de fumar, como tal, esto muestra que Dios reconoce el humo como algo para ser evitado como perjudicial. Ciertamente esto no es algo para ser deliberadamente empleado.

Además, todo paquete de Cigarrillos viene con su propia advertencia. Aquí está la que dice:

Advertencia: La Medicina General Ha Determinado
Que el Humo del Cigarrillo es Peligroso Para la Salud

Nótese que esto no dice: "Advertencia, tenga cuidado de un puñado de ignorantes, perjudiciales y radicales predicadores que han preparado una opinión especulativa de que el fumar posiblemente podría crear una inconveniencia menor en unos pocos casos raros y aislados". La autoridad médica apeló a esto de la Medicina General de los Estados Unidos. El "ha determinado" esto sobre la base de la evidencia ¡como veremos-toneladas de evidencias! El fumar "es peligroso"- no si es, y es o sino es o podría ser. Esto es peligroso para su salud, quienquiera que sea el que fume, no exactamente un puñado de personas.

Ninguno hoy día puede declarar que es ignorante de los peligros del cigarrillo. Usted no puede empezar el hábito ¡sin ser advertido por el paquete, y usted no puede empezar el hábito ¡sin ser advertido por su cuerpo! Sabiendo esto, ¿Deberían los Cristianos iniciar y continuar el hábito en alguna forma?

B. La Medicina Declara Que el Fumar Causa Enfermedades Que Llevan a una Muerte Temprana

Toda la evidencia médica que citaremos nos fue enviada por el Servicio de Salud Pública del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los U.S. La información fue recogida bajo la autoridad del Médico General de los U.S. y está basada en la examinación de miles de estudios. No hay razón para que estos oficiales hablen contra el fumar a menos que la evidencia lo obligue. La industria del tabaco paga millones de dólares de impuestos y tiene poderosas galerías. Unicamente la abrumadora evidencia llevaría al gobierno de las autoridades médicas a oponerse a ellas.

Considere estas citas con respecto al fumar y el cáncer:

El fumar y el cáncer

"El Departamento de Salud y de Servicios Humanos...en el reporte de 1982 al Congreso sobre las consecuencias del fumar en la salud...identificó el fumar cigarrillo como la única y mayor causa de mortalidad de cáncer en los Estados Unidos. Desde 1937 ha sido la segunda más frecuente causa de muerte en los Estados Unidos y se calcula una estimación de 430.000 muertes este año...La contribución del tabaco a la muerte por cáncer está generalmente estimada en un 30%. Esto significa que 129.000 Americanos igualmente mueren de cáncer este año a causa de la generalmente alta tasa de muerte de cáncer por fumadores así comparado con los no fumadores".-"Reporte Semanal del Estado de Enfermedad y Mortalidad" del Centro Para el Control de Enfermedades, 2/26/82, p. 77.

El cáncer de pulmón y el fumar

"El humo del cigarrillo es la mayor causa de cáncer de pulmón en los Estados Unidos. El cáncer de pulmón solo se considera responsable por el pleno 25% de todas las muertes de cáncer en este país; es estimado que el 85% de los casos de cáncer en el pulmón sin debidos al humo del cigarrillo...La Sociedad de Cáncer Americana estimó que 111.000 personas murieron de cáncer de pulmón en 1982-80.000 hombres y 31.000 mujeres" - "Reporte Semanal del Estado de Enfermedad y Mortalidad", 2/26/82, pág. 77.

El valor de dejar de fumar

"Aún después de muchos años de fumar el cigarrillo, el dejar de fumarlo reduce el riesgo de cáncer en uno substancialmente comparado con el que continua fumando. Mientras más años se refrene uno del fumar cigarrillo después de dejarlo, grandemente reduce en exceso el riesgo de cáncer. Quince años después de dejar de fumar, por ejemplo, el riesgo de cáncer en el pulmón de un fumador pasado es reducido cercanamente al nivel observado para un no fumador...No hay una acción sola e individual tomada que pueda reducir el riesgo de cáncer más efectivamente que el dejar de fumar..." - "Reporte Semanal del Estado de Enfermedad y Mortalidad" 2/26/82, pág. 80.

El fumar causará cerca de 129.000 muertes por cáncer este año. Pero la responsabilidad final por estas muertes pertenece a Satán [Luc. 13:10-17; Hch. 10:38; Heb. 2:14-15]. Si usted fuma, ¿para quién está trabajando? ¿a quién está usted satisfaciendo? Otra vez, Dios es el que da la buena salud [Hch. 17:25, 28; Sant. 1:17; Filip. 2:25-27]. La mejor cosa que usted puede hacer para evitar el cáncer y de este modo trabajar con Dios es: "No fume".

Ahora considere la relación entre el fumar y la enfermedad del corazón:

La enfermedad del corazón y el fumar

"Aunque la tasa de mortalidad es particularmente alta entre los fumadores de cigarrillo enfermedades tales como el cáncer de pulmón [y] la obstrucción crónica del pulmón enfermo...la enfermedad coronaria del corazón es el principal contribuyente al exceso de mortalidad entre los fumadores de cigarrillos...En resumen, para los propósitos de la medicina preventiva, de este puede ser concluido que el fumar está de un modo casual emparentado con la enfermedad coronaria del corazón para ambos, los hombres y las mujeres, en los Estados Unidos" - "El Fumar y la Salud: un Reporte del Médico General", 1979, p. 12 y 15.

De este modo el fumar causa la enfermedad del corazón en adición al cáncer. La proporción de muertes de cáncer causadas por el fumar es más larga que la proporción de las muertes de corazón enfermo causadas por el fumar. Pero en total más gente muere de corazón enfermo que de cáncer, por lo que el número actual de muertes de corazón enfermo causadas por el fumar, ¿Es compatible para un Cristiano el que ore por la buena salud y luego gire alrededor y practique un hábito indigno el cual sabemos que es destructivo para la salud? [Véase 3 Juan 2; Sant. 5:13]. ¿No está este orando erradamente para que podamos gastar en nuestros deleites [Sant. 4:3]?

Otra vez, el fumar causa muertes debido a las varias clases de enfermedades crónicas del pulmón (bronquitis, enfisema, etc.).

El fumar y la enfermedad crónica del pulmón

"El humo del cigarrillo causa un número de serias enfermedades, de las cuales las principales son el cáncer de pulmón, la enfermedad del corazón, y la enfermedad crónica del pulmón" - "El Fumar, el Tabaco, y la Salud", 1981, p. 11, del Departamento HHS, Servicio de Salud Pública.
 
"El cáncer de pulmón y la enfermedad crónica y obstructiva del pulmón, en ese orden, sigue después a la enfermedad coronaria del corazón en la cuenta para el exceso de mortalidad [entre los fumadores de cigarrillo así comparado con los no fumadores]" - "El Fumar y la Salud: un Reporte del Médico General", 1979, p. 12.

Tenemos que considerar exactamente un poco de las enfermedades causadas por el fumar. Pero nótese ahora la tasa de mortandad para los fumadores así comparada con los no fumadores:

Taza de mortalidad
Fumadores comparados con los no fumadores
CANCER DE PULMON (edad 45-64)

(edad 65-79)

ENFERMEDAD DEL CORAZON (edad 45-64)

TODAS LAS CAUSAS/todos los fumadores

7.9X

11.4X

1.9X

1.7X

"...una persona de 30-35 años, fumador de dos paquetes al día tiene la esperanza de una vida de 8-9 años más corta que la de un no fumador de la misma edad" - "El Fumar, el Tabaco, y la Salud, p. 9, y "El Fumar y la Salud", 1979, p. 10-11.

Esto significa que un fumador está de 8 a 11 veces más apto para morir de cáncer de pulmón como un no fumador, y casi dos veces más apto para morir de enfermedad en el corazón. El reporte de 1964 del Médico General añadió que los fumadores son 6 veces más susceptibles de morir de bronquitis o enfisema que los no fumadores. Considerando todas las causas de muerte, el promedio de la tasa de mortandad de fumadores es de 1,7 veces mucho más grande que en la comparación de los no fumadores. Traducido en años, esto significa que el promedio de fumar dos paquetes al día corta de 8 a 9 años de su vida a causa del fumar. (Esto puede ser calculado para mostrar que, sobre el promedio, de que cada cigarrillo que usted se fume le corta 14 minutos de su vida). ¿Una persona que sabiendo una cosa tal, por ninguna buena razón, debería estar mostrando, gratitud propia por la bendición de la vida y la buena salud dada por Dios [comp. Luc. 17:12-19; Sal. 107:19-22].

C. La Medicina Evidencia Que el Fumar Causa Otras Enfermedades Que No Podrían Ser Detenidas

Puesto que el fumar debilita el cuerpo, el fumador es menos capaz de resistir una enfermedad, y todas las otras cosas que sean iguales, que uno no fumador. Así además de esto el peligro de una muerte temprana, el fumador sufre más enfermedades que de aquellas de las cuales él pudiera recuperarse, en adición a las enfermedades que pudieran causar la muerte. Esto significa que el fumador tiene más días cuando él es incapaz de hacer su trabajo.

El Fumar Disminuye La Capacidad Para Trabajar

"En general, hombres y mujeres que admiten el fumar cigarrillo tienden a reportar condiciones más agudas y críticas, tales como la bronquitis crónica y/o el enfisema, la sinusitis crónica, la enfermedad de la úlcera digestiva, y la enfermedad del corazón artero esclerótico, más que la persona que nunca ha fumado...Los hombres que admiten el fumar cigarrillo reportan un 33% de exceso, y las mujeres que admiten fumar un 45% de exceso, de días de trabajo perdidos en comparación a la persona que nunca ha fumado...esto calcula que más de 81'000.000 de exceso de días de trabajo en un año se pierden por la población de U.S." - "El Fumar y la Salud: un Reporte del Médico General", 1979, p. 12.

Considere la administración Cristiana ante la luz de estos hechos. Dios le dió a usted salud y vida para que usted pudiera usar su cuerpo y su tiempo para llevar a cabo el trabajo para El [Rom. 12:1; 1 Cor. 6:19-20; 1 Ped. 4:10-11]. Pero si usted fuma, usted promediará de 1/3 a 1/2 días más cuando usted está demasiado enfermo para trabajar, del que usted hubiera tenido si usted no hubiera fumado. Usted estará demasiado enfermo para trabajar, para cuidar o proveer por su familia, atender a los servicios de adoración, enseñar a otros, etc. En efecto, otra gente pudiera tener que tomar su tiempo para hacer su trabajo por usted. Añadiendo a estos días los días en que usted no ha servido a Dios a causa de esto, sobre el promedio, usted morirá considerablemente más pronto de lo que usted de otra manera tendría. ¿No viene a ser esto claro de que esta es una pobre administración-un descuido del uso de nuestro tiempo, vida y salud para hacer el trabajo que Dios nos designó para hacer [1 Ped. 4:10-11; Luc. 12:42-46; 1 Cor. 4:2]?

Pero alguno dirá, "Yo conocí un fumador que vivió 85". Esto puede ser posible desde que estamos discutiendo el promedio de los números. Pero para cada caso tal, habría varios que morirán de los 60 a los 65. ¿De cuáles será usted? No estamos necesariamente diciendo que usted morirá antes de todos, pero compárese usted mismo como un fumador a usted mismo como un no fumador. Si usted fuma usted probablemente morirá más pronto del tiempo que tendría si no hubiera fumado. El de 85 años era en otra forma de una salud anormal, y hubiera vivido más allá de los 90 si no hubiera fumado. Y antes de que usted y de que él muera, usted tendrá más enfermedades si usted fuma en comparación a las que usted tendría si no fumara.

Pero alguno también dirá, "¿Qué si yo muero en un accidente automovilístico a la edad de 55 años. Qué diferencia habría entonces si yo fumo o no? (1) Usted tendría más enfermedades mientras usted estuviera vivo. (2) Usted muy probablemente morirá de cáncer o de un corazón enfermo a causa de fumar en comparación a lo que a usted le ocurra en un accidente automovilístico. Si eso sucede, ¿estaría usted de acuerdo en que era incorrecto el fumar? Si es así, será demasiado entonces-el momento para abandonarlo es ahora. (3) Usted será un pobre administrador puesto que un administrador debe usar sabiduría para determinar el uso más sabio de la propiedad confiada a él. Es infidelidad perjudicar deliberadamente la posesión y luego esperar que alguna otra tragedia la destruya antes de que usted la use malamente. Suponga que usted me alquila su auto para yo usarlo en la entrega de pizzas. Pero yo lo corro en las carreras en áreas de carreras estrechas o en óvalos de carrera porque yo lo disfruto. Cuando usted me llama para que le informe porque está esto perjudicando el carro y disminuyendo su uso de vida, cómo la gustaría a usted si yo le respondiera: "Pero podría yo antes destruir completamente el carro, conseguiré destruirlo mientras estoy entregando pizzas. ¿Qué diferencia habría si sí o no lo corro? ¿Aceptaría usted esa excusa?

D. Respuesta a las Diversas Preguntas Medicas

¿Qué acerca del bajo-alquitrán en los cigarrillos? ¿Hay un cigarrillo seguro? El reporte de 1981 del Médico General fue enteramente dedicado a esta pregunta. Aquí está la conclusión:

El bajo-alquitrán en los cigarrillos

"En la preparación de este reporte, las personas dedicadas al estudio científico...de este Departamento han revisado toda la evidencia científica admitida y han concluido que la investigación para menos riesgos de los cigarrillos no ha producido un producto el cual pueda ser considerado "seguro"...aún los más bajos productos de cigarrillos presentan peligros para la salud mucho más altos que los que se encontrarían si ellos no fumaran cigarrillos del todo..... No hay cigarrillos seguros y ningún nivel seguro de consumo...La forma sola más efectiva para reducir los peligros del continuo fumar es que se deje completamente" - "Las Consecuencias en la Salud del Fumar-el Cambio del Cigarrillo: un Reporte del Médico General, 1981, p. iii, v, & vi.

¿Qué acerca de las mujeres fumadoras? El porcentaje de las mujeres que fuman está rápidamente alcanzando al de los hombres. En efecto las quinceañeras ya fuman más que los quinceañeros. ¿El fumar las perjudica a ellas lo mismo que lo hace en los hombres? Este fue el tema del reporte de 1980 del Médico General.

Los efectos del fumar en las mujeres

"Este reporte...claramente establece que la mujer fumadora enfrenta los mismos riesgos como los hombres fumadores, de cáncer de pulmón, enfermedades del corazón, enfermedades del pulmón y otras consecuencias. Sin embargo más descorazonador es el prejuicio [daño] que las madres fumadoras causan a sus bebés aún no nacidos e infantes" - "Las Consecuencias en la Salud del fumar por las Mujeres: un Reporte del Médico General", 1980, p. iii.

Como dicen los avisos, "¡Bebé, tienes un largo camino por venir!" ¿Y qué es lo que haz de conseguir? Cáncer de pulmón y ataques al corazón exactamente como lo tienen los hombres. ¡¿No exactamente esto lo que usted siempre quiso tener?!

Pero ¿qué tanta prueba hay? No pueden ser negadas las acusaciones que han sido hechas contra las muchas prácticas sobre la base de la evidencia endeble, inadecuada, e inconclusiva. ¿Puede ser este el caso con respecto al fumar?

El volumen de evidencia contra el fumar

"...ha habido un crecimiento en número de los estudios científicos sobre la relación entre el consumo de tabaco y la salud...hay ahora más de 30.000 de tales artículos...Es sobre este noblemente expandido origen de datos que esta revisión general y re-evaluación de la evidencia sobre los peligros del fumar a la salud humana está basado" - "El Fumar & la Salud: un Reporte del Médico General", 1979, p. 5.

Pero ¿cuántas autoridades de la salud aceptan estas conclusiones? Hay muchos asuntos sobre los que las "autoridades" están divididas y hay mucho desacuerdo entre ellas mismas-algunos se oponen a una práctica pero otros dicen que ella no es expresivamente peligrosa [perjudicial]. ¿Puede esto ser verdad del fumar?

Organizaciones Que Se Oponen Al Fumar

Office of U.S. Surgeon General
American cáncer Society
American Heart Association
American Lung Association
American Medical Association
American Public Health Association
World Health Organization
Royal College of Physicians of London

"Puesto que el fumar cigarrillo es enfáticamente una amenaza para la salud, virtualmente toda organización importante comprometida con la salud de la Nación se ha unido a la campaña anticigarrillo" - "El Fumar, el Tabaco y la Salud, p. 7-8.

Las únicas personas que yo conozco que cuestionan las conclusiones que hemos declarado con las compañías de tabaco y las personas que ellos tienen asalariadas. ¡Estos son duramente testigos imparciales! Las organizaciones que no tienen otro motivo posible que concierna a su salud, han adoptado todas una póliza contra el fumar.

Pero ¿realmente, cuan serio es este tema?

¿Que tan decisiva es la prueba?

"El fumar cigarrillo es claramente la causa prevenible más grande de enfermedades y muertes prematuras en los Estados Unidos" - "El Fumar, el Tabaco y la Salud", Dept. HHS, Servicio de Salud Pública, p. 7.
 
"...la reducción del fumar cigarrillo es el término clave en nuestra gran nación para estratégicamente promover un estilo de vida saludable para las mujeres y hombres de todas las razas y grupos étnicos" - "Las Consecuencias del Fumar en la Salud para las Mujeres: un Reporte del Médico General", 1980, p. v.

¿Que deberíamos hacer?

"No hay cigarrillo seguro y tampoco un nivel de consumo seguro...La única forma más segura de reducir los peligros del continuo fumar es que se abandone completamente" - "Las Consecuencias del Fumar en la Salud: El Cambio del Cigarrillo: un Reporte del Médico General", 1981, p. vi.

Hecho #2: El Fumar Perjudica la Salud y Acorta la Vida de las Otras Personas Que en los Fumadores


A. El Fumar Perjudica a las Personas Que Respiran y Exhalan el Humo

"El inhalador involuntario o pasivo del humo del cigarrillo puede precipitar o irritar síntomas de la existencia de estados de enfermedad tales como el asma y las enfermedades respiratorias y cardiovasculares. La neumonía y la bronquitis son comunes en el primer año de vida en el niño cuyos padres fuman...También ahora las investigaciones han mostrado que para un no fumador el aspecto de la función pulmonaria saludable quien trabaja en un medio humeante muestra el mismo importe de anormalidad como lo es los fumadores que inhalan entre 1 y 10 cigarrillos al día" - "El Fumar, el Cigarrillo, y la Salud", p. 7, 19.

B. El Fumar Perjudica a los Bebes Aun No Nacidos de las Mujeres Embarazadas

El embarazo y el fumar

"Hay un aumento en evidencia de que el fumar durante el embarazo tiene un efecto importante y adverso sobre el bienestar del feto, la salud del bebé recién nacido, y el futuro desarrollo del bebé" - "El Fumar, el Tabaco y la Salud", p. 16.
 
"El fumar materno puede ser una causa directa de la muerte fetal o neonatal en un bebé normal de un modo diferente" - "El Fumar y la Salud", 1979, p. 22.
 
"...el fumar cigarrillo es una de las mayores amenazar al éxito del embarazo y al bienestar del niño recién nacido" - "Las Consecuencias del Fumar en la Salud de las Mujeres", 1980, p. v.

Ciertamente podemos ver que esto sería desobediencia a la Ley del amor y al mandamiento de cuidar por las necesidades de los otros, especialmente la de nuestros hijos, si por causa de nuestro propio placer, practicamos un hábito indigno que cause enfermedades y aún la muerte a otras personas [1 Tim. 5:8; Mat. 25:35, 36; Luc. 10:25-37; Rom. 13:8-10; Gál. 6:10]. Pero estos mismos principios son violados cuando perjudicamos nuestros propios cuerpos, desde que aun nuestros propios cuerpos pertenecen a alguien más-ellos pertenecen a Dios.


Hecho #3: El Fumar No Lleva a Cabo Nada Digno


El fumar no contribuye al bienestar de uno. No provee alimento [sustento], no cumple las verdaderas necesidades, no tiene propósitos medicinales. Para estar embotado [debilitado] el fumar es indigno.

¿El fumar suple alguna necesidad física?

"El reporte enfatizó que los abrumadores puntos evidenciaban la conclusión de que el fumar-su comienzo, la habitualidad y la discontinuidad ocasional-es tan larga, extensa, psicológica y socialmente determinados" - "El Fumar y la Salud: un Reporte del Médico General", 1979, p. 9.

Nótese que no hay absoluta mención de algún beneficio físico del fumar. Realmente no hace nada de valor. Algunos suponen que el valor es "psicológico y sociológico"-por ej., la persona únicamente piensa que hay valor en el. Algunos dicen, "Calma mis nervios", pero otros dicen, "Me ayuda a levantarme y a mantenerme alerta". ¿Pero cómo puede ser este un estimulante y un tranquilizador al mismo tiempo? En realidad, no tiene ningún efecto físico. El único efecto que tiene es el mismo de el de la "fe sanadora" y el que tiene la píldora de azúcar de los jugadores. Si su problema es causado por su efecto mental, y si usted realmente cree que un acto (cualquier acto) le ayudará, entonces cuando usted haga ese acto le ayudará-porque usted entonces cambia su estado mental. Pero realmente no hay beneficio en el acto mismo. Ese es el caso con el fumar.

Algunas personas señalan el hecho de que los Cristianos deben algunas veces estar bajo el peligro de la salud o la vida, y que esto es justificado. Esto es verdad, pero únicamente en los casos en donde una meta muy alta en el servicio a Dios es ejecutada [Luc. 14:26, 33; Hch. 15:26; Fil. 2:30; 2 Cor. 11:23-27; Hch. 20:23-24; etc.]. Esto no está en conflicto con el principio de mayordomía, sino que armoniza con este desde que el cuerpo y la salud nos fueron dados para usarlos en el servicio a Dios. Pero esto por ningún medio justifica nuestra destrucción de la posesión del Maestro en el seguimiento de nuestros propios placeres egoístas los cuales no llevan a cabo nada digno en el servicio al Maestro.

Algunos podrían decir, "Hay ventajas y desventajas en toda cosa. Usted tiene que tomar lo bueno con lo malo". Otra vez, eso es verdad algunas veces, pero no siempre. Algunas cosas son irresistiblemente malas y no llevan a cabo nada bueno del todo - dispararse usted mismo o comer arsénico en los postres. Así es con el fumar.


Hecho # 4: El Fumar Es una Influencia Dañina


Si alguno no está convencido de que los Cristianos no deben fumar, este último punto debe confirmar el tema.

A. La Enseñanza Bíblica Acerca de la Influencia y el Ejemplo

1 Tim. 4:12 - Debemos ser un ejemplo a otros en la forma de vida, pureza, etc. Debemos vivir en una forma tal que cualquiera pueda imitar nuestras vidas y estar seguros de que ellos están agradando a Dios. [Tito 2:7-8].

Mateo 5:13-16 - Las personas que observan nuestras obras deben ser llevadas a glorificar a Dios, no a rechazar Su voluntad porque ellos vean que nosotros practicamos lo que es perjudicial.

1 Cor. 10:24,32-33 - Debemos evitar llevar a otros a pecar por el ejemplo que hemos sentado. Esto requiere que nosotros amemos a los demás lo suficiente de manera que estemos deseando renunciar a nuestros propios placeres personales si queremos hacerle el bien a ellos.

Mateo 18:6-7 - Ay para la persona que se convierte en una tentación que lleve a alguien más a pecar. A ese hombre le sería mejor si se hubiera hundido en lo profundo del mar.

1 Ped. 2:12,15; 3:16 - Nuestras vidas no deben dar a los enemigos de Dios una causa justa para blasfemar contra la obra de Dios y la predicación del evangelio.

1 Cor. 9:22-23 - Debemos estar deseando hacer todo según nuestras capacidades y hacer cualquier sacrificio que podamos para salvar almas.

Cualquier acto que hagamos simplemente para agradarnos a nosotros mismos, sea correcto o no en y de sí mismo, si este tiene un efecto perjudicial en el bienestar espiritual de los demás, ese acto se vuelve incorrecto para nosotros.

B. Formas por las Cuales el Fumar Es una Mala Influencia

Si fumamos, nuestro ejemplo podía animar a otros a comenzar o continuar fumando:

¿Por que fuma la gente?

"... los puntos de evidencia abrumadora concluyen que el fumar - su comienzo [y continuación]....- están larga, extensa, psicológica y socialmente determinados ... Las investigaciones encontraron que la `importancia de los adultos' es una influencia poderosa sobre los fumadores adolescentes - médicos, enfermeras, dentistas, otros profesionales de la salud, entrenadores y padres".
 
"Una de las influencias más fuertes sobre los fumadores adolescentes es el hábito familiar de fumar. Los adolescentes es más probable que comiencen a fumar si uno o ambos padres o un hermano o hermano mayor fuma". - "El fumar, el Tabaco y la Salud", Pág. 4.

De esta manera la gente empieza a fumar y continúa fumando largamente a causa de la influencia de la otra gente. Esto es verdad de toda la gente, pero especialmente de la gente joven, y más especialmente de nuestros propios hijos. A más de esto, el perjuicio que el fumar puede hacer a nuestros propios cuerpos y al de otros quienes deben físicamente respirar o sufrir los efectos de nuestro fumar, debemos considerar los daños que pudieran venir a otros que comiencen a fumar o continúen en hacerlo así a causa de nuestra indiferencia. ¿Es usted responsable delante de Dios si su ejemplo lleva a alguien más a fumar y a que su salud sea destruida como resultado de ello? La Biblia dice que usted lo es. ¿Realmente quiere usted que su hijo fume? Si no, usted debe colocar el propio ejemplo.

Además, el fumar estorba e impide la efectividad en la enseñanza a los demás. Muchos miembros de la iglesia han tratado de enseñar la palabra de Dios a otros, y sus esfuerzos han sido rechazados porque el miembro fuma. Alguna gente puede usar esto como una excusa para rechazar la enseñanza, pero otros sinceramente no ven razón para tener confianza en el conocimiento Bíblico de una persona que aún no puede ver que un Cristiano no debería fumar. En cualquier caso, las Escrituras nombradas muestran que los Cristianos no deben dar a la gente tales bases para rechazar la enseñanza.

A muchos fumadores no les ha sucedido esto simplemente porque no están cumpliendo sus obligaciones de enseñar a otros (los fumadores son usualmente los miembros menos activos de la congregación en alguna forma). Pero puedo nombrar un número de miembros a los que les ha sucedido así, y estoy seguro de que a usted, si fuma, esto le sucederá tarde que temprano si realmente no se activa en la enseñanza tal como debe serlo. Pero ¿por qué no abandonarlo ahora y salvarse usted mismo de este pecado y estorbo?

Conclusión

Enfatizamos otra vez que esto es principalmente un actitud mas información. Usted tiene ahora la información. Lo que haga con esta será determinado por su actitud. Aquí hay varias preguntas para ayudarle a evaluar la información y acercarse a la conclusión.

(1) ¿Fumar le impide o le ayuda en el servicio a Dios?

(2) ¿Si usted fuma, estará mostrando amor, estará haciendo lo bueno, y supliendo las necesidades de usted mismo y de los demás como debería hacerlo?

(3) ¿Fumar muestra la apreciación propia por la bendición de la vida y la buena salud?

(4) ¿Fumar está en armonía o en conflicto con la oración y adoración de un Cristiano? ¿Puede honestamente orar por la buena salud mientras continúa fumando? ¿Puede honestamente dar gracias a Dios por fumar?

(5) ¿Si fuma, usted será un administrador fiel de su cuerpo, salud, vida, y dinero, usándolos en la mejor forma en el servicio a Dios, o estará impedido en ese servicio?

(6) ¿Usted se complacerá en tener a otras personas, incluyendo a sus hijos, imitando su ejemplo de fumar? ¿Está usted deseando recomendar a otras personas para que inicien este hábito?

(7) ¿El fumar le ayudará o le impedirá en sus esfuerzos por enseñar a otros?

(8) ¿Qué pensaría usted de los ancianos o predicadores con respecto al fumar - lo harían ellos o no? [Lea Heb. 13:7; Mat. 23:3-4; Rom. 2:1-3,21-24].

(9) ¿Puede usted fumar con toda buena conciencia, o lo hace dudando? [Lea Rom. 14:23].

(10) ¿Fumaría Jesús? ¿Fumaría usted en la presencia de Jesús? ¿Le ofrecería un cigarrillo a El? Si así fuera, ¿lo aceptaría? [Lea 1 Ped. 2:21-22; Mat. 10:25; 1 Cor. 11:1; Hch. 11:26].

Versión al Español Por: Jaime Restrepo M.

(c) Copyright 1983, 2003, David E. Pratte

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Utilice su botón "trasero" para volver a la página anterior.

Vuelva a nuestro casero página para otros artículos del estudio de la Biblia en español.

Haga un 'clic' para ver los estudios de la Biblia en ingles (the Gospel Way).

Exit this site.

Scripture quotations are generally translated from the New King James Version (NKJV), copyright 1982, 1988 by Thomas Nelson, Inc. used by permission. All rights reserved.