Click for Gospel Way home page

¿Que Es Lo Que Incluye la Salvación por Fe?

¿Somos Salvos Por "Fe Sola" Sin obedecer Ningún Mandamiento, o Somos Salvos Por la Fe Obediente?


Por: David Pratte

INTRODUCCION:

Si todos creemos en la Biblia debemos afirmar que el poder que perdona los pecados está en la sangre de Jesús. Su muerte en la cruz es el pago por nuestros pecados (Efe. 1:7; Rom. 5:6-9; Heb. 9:14; 1 Ped. 1:18-19; Apoc. 1:5). Esta es la fuente o efecto poder limpiador la cual debe ser aplicada al pecador para que sea perdonado.

La pregunta que buscamos considerar en este estudio, es esta: ¿Cómo y cuándo, en la vida de algún individuo, es aplicado este poder limpiador a él? Considere una persona en pecado, que nunca ha sido limpiada o perdonada por la sangre de Jesús. Es culpable y está destinado al castigo eterno. Pero si en algún momento es perdonado, limpiado, absuelto o salvo de su culpa, debe haber algún momento en su vida en que ese poder limpiador venga y le perdone personalmente. Y debe haber algo que suceda en su vida como condición (o condiciones) que es esencial para que Dios le conceda el perdón. Buscamos determinar cuales son estas condiciones que debe reunir, y determinar en que punto en su progreso espiritual llega este perdón.

El jabón puede limpiar lo sucio, pero para hacer que obre debe ser aplicado a eso que está sucio. La electricidad puede prender una bombilla, pero la bombilla debe de algún modo ser activada a la fuente de ese poder. Del mismo modo la sangre de Jesús puede limpiarnos de nuestros pecados, pero debemos contactar de algún modo ese poder espiritualmente. ¿Cómo y cuándo sucede esto en nuestras vidas?

Una doctrina denominacional muy común es la salvación por "fe sola". Esta doctrina puede ser declarada como sigue:

Por consiguiente, que somos justificados por fe sola, es una doctrina muy favorable y llena de conveniencia. - Libro de Disciplina de la Iglesia Metodista Unida, Edición de 1972, Pág. 55.

El bautismo no es esencial para la salvación ...; pero es esencial para la obediencia, en vista de que Cristo lo ha mandado. Es también esencial para una confesión pública de Cristo al mundo, y para la membresía en la iglesia la cual es su cuerpo". - Standard Manual Para las Iglesias Bautistas, por Hiscox, Pág. 21 (por Handbook of Religious Quotations).

...la fe es la única condición para la experiencia del nuevo nacimiento ...El agua del bautismo ha sido vista por verdaderos creyentes como un testimonio exterior de una realidad interior de haber nacido ya de nuevo por el poder de Dios ... El agua del bautismo es entendida que es una ordenanza de la iglesia aplicada únicamente a aquellos que ya han sido salvos. El bautismo por inmersión simboliza lo que ya ha sido llevado a cabo por Dios. Los ritos (el bautismo, la Cena del Señor) y las buenas obras (la obediencia a la voluntad de Dios así encontrada en la Palabra de Dios) son según la realidad de la regeneración y el resultado de la fe, no un medio de gracia salvadora ... La fe sola, sin la añadidura del paso del bautismo, asegura el perdón de los pecados, la promesa de la morada interna del Espíritu Santo y el don de la vida eterna ... el bautismo ... no tiene nada que ver con la limpieza del pecado o con la justificación de una persona. - Texto de un sermón por un defensor de la "fe sola".

Es declarado, entonces que el pecado es perdonado "al momento en que el pecador confía en Cristo como Su salvador", y la fe en el corazón es la única condición que uno debe reunir para ser perdonado. (No obstante, los defensores de esta doctrina siempre dicen a la gente que deben confesar a Cristo o decirle que quieren que El los salve, e igualmente orarle para que los perdone). Se nos ha dicho que la obediencia no es requerida, especialmente ni el agua del bautismo. Pero que la obediencia, incluyendo el bautismo, viene después de uno haber sido perdonado.

¿Qué dice la Biblia acerca de las condiciones para la salvación, y qué diferencias hace?


I. La Fe Es Esencial para la Salvación


A. Muchos Pasajes Enseñan Que Somos Salvos por Fe.

**Juan 3:15-16 - Todo aquel que cree en Jesús tendrá vida eterna.

**Rom. 1:16-17 - El evangelio es el poder de Dios para salvar a todo aquel que cree.

**Rom. 5:1-2 - Somos justificados por la fe, y por la fe tenemos acceso a la gracia.

**Hechos 16:31 - Al carcelero se le dijo que creyera en el Señor y que sería salvo.

**Hechos 10:43 - Todos los que en El creyeren recibirán perdón de pecados.

**Hechos 15:9 - El corazón de los Gentiles fue purificado por la fe.

**Efesios 2:8 - Por gracia usted es salvo por medio de la fe.

(Véase también Juan 8:24; 3:36; 5:24; 6:40; 20:30-31; Hch. 13:39; Rom. 3:22-28; 4:3,16; Gál. 2:16; 3:6,24-26; Heb. 10:39; 11:6; 1 Juan 5:1,13; etc.). Sobre la base de tales pasajes como estos, afirmamos con seguridad que somos salvos por fe. La fe es esencial para la salvación, y sin fe ningún hombre puede ser salvo.

B. Pero Ningún Pasaje Enseña Que Somos Salvos por Fe Sola.

Mucha gente cita estos versículos ya nombrados y piensan que desaprueban la necesidad del bautismo. Razonan que la fe es mencionada, pero que el bautismo no, y que por tanto, la fe es la única cosa necesaria para la salvación. Pero ¿cuál de estos pasajes dice que somos salvos por "fe sola", o que la fe es la única condición para la salvación, o que somos salvos por fe sin el bautismo o sin la obediencia? Ninguno de ellos así lo declara. Enseñan que somos salvos por fe, pero no enseñan que somos salvos por fe sola sin la obediencia.

Si razonamos que el "bautismo no es mencionado aquí, y que en consecuencia no es necesario", entonces el mismo razonamiento probará que el arrepentimiento y la confesión no son necesarios, en vista de que tampoco están mencionados. Algunos dicen: "Es exactamente entendible que, teniendo fe salvadora, usted debe arrepentirse y confesar". Por supuesto. Pero ¿cómo entiende usted esto? Unicamente por el estudio de otros pasajes. La mayoría de los versículos sobre la fe dejan de mencionar el arrepentimiento y la confesión, exactamente como dejan de mencionar el bautismo. Pero aceptamos el arrepentimiento y la confesión como siendo una parte esencial de la fe salvadora porque otros pasajes dicen que debemos arrepentirnos y confesar para ser salvos. Pero si podemos encontrar otros versículos que digan que el bautismo es esencial, ¿no deberíamos aceptarlos también, en la misma forma?

Veremos pronto que muchas cosas son esenciales para la salvación. Es un abuso de la Escritura tomar un versículo que menciona una cosa, sin mencionar las otras, y luego concluir que solamente la cosa mencionada en este versículo es esencial, aunque otros versículos mencionen otras cosas que son esenciales.

C. Otros Versículos Muestran Que, por Si Mismo, Creer en el Corazón No Salvara.

**Juan 12:42-43 - Estas personas "creyeron" en Jesús, pero no le confesaron, porque amaban más la gloria de los hombres que la gloria de Dios. ¿Fueron salvos? (Rom. 10:9-10; Mat. 10:32-33).

**Santiago 2:19-20 - Aun los demonios creen en el un Dios, pero no son salvos.

**Santiago 2:14,24 - ¿Puede salvar la fe si no está acompañada por la obediencia? No, es una fe muerta (v.17,20,26). El hombre no es justificado por "fe sola". Este es el único pasaje que menciona la "fe sola", y dice que no somos justificados por ella. Los hombres dicen que la justificación por fe sola es una doctrina favorable y confortable, pero la Biblia la contradice de plano y dice que no somos justificados solamente por fe (o por fe sola).

Algunos podrían decir que estas personas no fueron salvas porque tenían la clase de fe equivocada - estaban intelectualmente convencidos de que Jesús era el Salvador, pero no confiaban en que El los salvaría. Este es un pensamiento provechoso y comienza a movernos en la dirección correcta. Ahora entendemos y estamos de acuerdo que la fe es esencial para la salvación, pero ¡hay diferentes clases de fe! Hay clases de fe que no salvan, aunque la persona crea que Dios existe y que Jesús es el Hijo de Dios y el Salvador del hombre. Pero hay otra clase de fe que salva.

El punto en cuestión es entonces: ¿Qué clase de fe salva y qué es lo que incluye la fe salvadora? ¿Incluye el arrepentimiento? ¿La confesión? ¿La obediencia a los mandamientos de Dios? ¿Aún el bautismo? Antes de responder a estar preguntas, permítanos añadir alguna información adicional:


II. Muchas Cosas Son Esenciales para Nuestra Salvación


A. Algunas Cosas Que la Biblia Dice Que Son Esenciales para la Salvación

**La gracia y la misericordia de Dios (Tito 2:11-12; Efe. 2:4-10; 1:7; Hch. 15:11).

**La muerte y la sangre de Jesús (Rom. 5:6-9; Efe. 1:7; 1 Ped. 1:18-19; Apoc. 1:5).

**La resurrección de Jesús (1 Cor. 15:17; Rom. 5:10; Heb. 7:25; 1 Ped. 3:21).

**El evangelio (La Palabra de Dios - Rom. 1:16; 1 Ped. 1:23-25; Hch. 11:14; Sant. 1:18,21; 1 Cor. 15:1-2; Juan 8:31-32).

**Aprendiendo, escuchando la voluntad de Dios (Juan 6:44-45; Rom. 10:17; Hch. 11:14; 1 Cor. 1:21; Rom. 1:16; 2 Tim. 3:16-17).

**La Fe (Heb. 11:6; Rom. 5:1-2; 10:9-10; Gál. 3:26; 5:6; Juan 8:24; Marc. 16:16; Efe. 2:8; Heb. 10:39).

**El Amor (1 Cor. 13:1-3; 16:22; Gál. 5:6; 1 Juan 4:7-8).

**La Esperanza (Rom. 8:24).

**El Arrepentimiento (2 Cor. 7:10; Hch. 2:38; 3:19; 17:30; Luc. 13:3,5; 2 Ped. 3:9).

**La Obediencia (Heb. 5:9; Rom. 6:17-18; 1 Ped. 1:22; Hch. 10:34-35; 2 Tesal. 1:8-9; Gál. 5:6; Sant. 2:14-26; Mat. 7:21-27; 1 Juan 5:5; Juan 14:15).

**La Confesión de Cristo (Rom. 10:9-10; Mat. 10:32).

**El Bautismo (Marc. 16:16; Hch. 2:38; 22:16; 1 Ped. 3;21; Rom. 6:3-7; Gál. 3:26-27; Col. 2:12-13).

**La Fidelidad, Paciencia (Mat. 10:22; Apoc. 2:10; 1 Cor. 15:58; Mat. 28:20; Tito 2:11-12; 1 Juan 2:1-6).

**La Membresía en la Iglesia (Hch. 2:47; 20:28; Efe. 5:23,25).

Algunas de estas son cosas que Dios ha hecho. Las otras son cosas que nosotros debemos hacer. Todas las cosas que la Biblia dice son esenciales para nuestra salvación. Estudiaremos algunas de ellas más tarde, pero primero esta observación:

B. Debemos Aceptar Todo Lo Que la Biblia Dice Porque Es Esencial para la Salvación

Al aceptar los requerimientos mencionados en algunos pasajes, mientras ignoramos los requerimientos mencionados en cualquier otra parte, nos dirigimos vergonzosamente a la confusión y a las contradicciones. Hemos visto que muchos pasajes mencionan la fe, pero no el arrepentimiento, ni la confesión, ni la gracia, ni la sangre o el evangelio. ¿Son innecesarios todos estos últimos detalles? Otra vez, muchos pasajes mencionan la gracia, la sangre, el arrepentimiento, etc., pero no mencionan la fe. ¿Concluiremos que esto prueba que la fe es innecesaria? No, pero una conclusión tal sería tan razonable como concluir que podemos ser salvos sin la obediencia o sin el bautismo simplemente porque estos no están mencionados en algunos versículos que discuten la fe. La salvación por "fe sola" (excluyendo el bautismo y la obediencia) es tan irrazonable y no escritural como la salvación por gracia sola, el arrepentimiento solo, el escuchar solo o el bautismo solo. No somos salvos por cualquier cosa sola, o la exclusión de otras cosas mencionadas en cualquier otra parte.

La solución es aceptar TODAS las cosas que dice la Biblia que son necesarias. Debemos escuchar todo lo que Jesús dice, o seremos destruidos (Hch. 3:22-23). Si quitamos una parte de la palabra de Dios, El nos quitará nuestra recompensa (Apoc. 22:18-19). Debemos vivir por toda palabra que Dios habla, no solo por una parte de ella (Mat. 4:4,7). Cuando Satanás citó la Biblia, Jesús le probó que había usado mal la Escritura citándole otros pasajes que pertenecían al tema - "escrito está". Es un error serio aislar un pasaje de la enseñanza general de la Biblia (véase también Hch. 20:20,27; Sant. 2:10; Mat. 28:20).

Cuando seguimos las instrucciones, tanto en la conducción de un carro como horneando un pastel, si tomamos una instrucción e ignoramos el resto, fallaremos en llevar a cabo el resultado deseado al final. Supóngase, por ejemplo, uno lee en el manual de conducción: "Para manejar un carro, debe tener la llave". Si consigo una llave para el carro, pero ignoro el resto de las instrucciones del manual, ¿automática e inmediatamente estaré manejando el carro simplemente porque tengo la llave? No. Así también la fe es la "llave" para la salvación - debemos tenerla porque nos da el poder para llegar a ser hijos de Dios (Juan 1:12). Pero no somos automática e inmediatamente hijos de Dios simplemente porque tengamos la llave o el poder para llegar a ser esto. Debemos considerar todos los requerimientos que la Palabra de Dios enseña.

(Nótese que, cuando entendemos esta vía de acceso, la gente nos acusa de creer en el concepto de la "regeneración bautismal" Católica, simplemente porque creen que el bautismo es un paso esencial para la salvación. El bautismo solo no puede llevar a ninguno a ser salvo. La gente debe primero escuchar, creer, arrepentirse y confesar, o el bautismo no será escritural o de ningún valor, con todo que el Catolicismo bautiza a los bebés pensando en que es válido todo por sí mismo. El bautismo es un paso esencial para el perdón, pero no es el único paso entre varios. Bautizar a uno que no tomado los pasos previos, sería pecaminoso e inválido).


III. La Obediencia Es Esencial para la Salvación


Las declaraciones favorecedoras de la "fe sola" muestran claramente que no creen en que uno tiene que obedecer los mandamientos de Dios para recibir el perdón (véase las notas en nuestra introducción). Se nos ha dicho que solamente la fe es un prerrequisito para el perdón; que todos los actos de obediencia vienen después del perdón y que ninguna obediencia es esencial para recibir el perdón. Pero considere:

A. Muchos Pasajes Enseñan Que Dios Ha Dado Mandamientos Que Debemos Obedecer para Ser Perdonados de los Pecados

**1 Ped. 1:22-23 - Purificar nuestras almas en obediencia a la verdad (esto está incluido en el nuevo nacimiento).

**Rom. 6:17-18 - Los esclavos del pecado deben obedecer de corazón para ser liberados del pecado.

**Heb. 5:9 - Jesús es el autor de eterna salvación para todos los que le obedecen.

**Santiago 2:24 - El hombres es justificado por las obras, no "solamente por fe" (o fe sola).

**Hch. 11:14; 10:34-35 - Pedro le dijo a Cornelio las palabras por las cuales sería salvo. Y la primera cosa que le dijo a Cornelio fue que, para ser acepto por Dios, debía obrar justamente. Y es la misma verdad para todas las otras personas, o Dios hace acepción de personas.

**Mat. 7:21-27; Luc. 6:46 - Para aceptar a Jesús como nuestro Señor (gobernador, maestro) así como para entrar en el reino de los cielos, debemos hacer lo que El dice. Aunque si creemos que El es el Señor, y le confesamos como Señor, aún no es nuestro Señor amenos que le obedezcamos.

**2 Tesal. 1:8-9; Rom. 2:6-10 - Nuestro destino eterno depende de si hacemos lo bueno o hacemos lo malo. Aquellos que no obedecen al evangelio serán destruidos cuando Jesús regrese.

**1 Juan 5:3; Juan 14:15,21-24 - Guardar los mandamientos de Dios es una parte tan esencial del amor que el pasaje dice que guardar Sus mandamientos es amor. ¿Puede uno ser perdonado de sus pecados si no ama a Dios (1 Cor. 16:22; Mat. 22:37-39)?

Claramente, cualquier doctrina está en error si enseña que no necesitamos obedecer los mandamientos para ser perdonados. Más tarde estudiaremos pasajes que tienen que ver más específicamente con el bautismo. Pero la doctrina de la "fe sola" niega la necesidad de toda obediencia a los mandamientos. Todos los pasajes que ya hemos estudiado muestran que tal visión es Escrituralmente incorrecta. (Véase también Apoc. 20:12-15; Juan 5:28-29; 1 Juan 2:17).

B. Si la Obediencia a los Mandamientos de Dios No Esesencial, Considere las Consecuencias:

**Mat. 22:37-39 - El amor es un mandamiento - el más grande de todos los mandamientos. Si la obediencia a los mandamientos no es necesaria para la salvación, entonces el amor no es necesario para la salvación. ¿Podemos ser salvos sin amor (nótese 1 Cor. 16:22)? Algunos podrían decir que el amor y la fe son la obediencia en el corazón, porque no son comparables a un acto externo como el bautismo. Pero la Biblia aún dice que son mandamientos que deben ser obedecidos, por tanto, no serían necesarios si la obediencia a los mandamientos no es necesaria para ser salvo.

**Hechos 17:30 - El arrepentimiento es un mandamiento. Si guardar los mandamientos no es necesario, entonces el arrepentimiento no es necesario para la salvación. ¿Podemos ser salvos sin el arrepentimiento (nótese Hch. 2:38; 3:19; Luc. 13:3; 2 Ped. 3:9)?

**Rom. 10:9-10 - La confesión con la boca es un mandamiento. Si obedecer los mandamientos no es esencial para la salvación, entonces la confesión no es esencial. No obstante, el pasaje claramente dice que la confesión es esencial (véase también Mat. 10:32-33). Además, nótese que la confesión no es simplemente un acto interno del corazón como la fe, sino que el pasaje dice expresamente que es un acto hecho con la boca en contraste a la fe en el corazón. En consecuencia, aquí está una acción exterior, física, exactamente como el bautismo es una acción física, exterior. Con todo, la Biblia dice que es esencial para la salvación.

**1 Juan 3:23; Juan 6:28-29 - La fe misma es un mandamiento - si, es una obra de Dios decirle a la gente que lo haga. La gente que dice que las obras y la obediencia no son necesarias para la salvación, pero que llegan después de la salvación, sin saberlo han eliminado la necesidad de la fe misma. ¿No es necesaria la fe para la salvación? ¿La fe viene después del perdón? Ciertamente no. Pero si admitimos que la fe es esencial, debemos entonces abandonar todo el razonamiento de que la obediencia y las obras no son esenciales para el perdón.

Algunos declaran que Juan 6:28-29 está diciendo que la fe no es algo que nosotros hacemos, sino que es una obra de Dios por nosotros. Sin embargo: (1) 1 Juan 3:23 aún dice que el creer es un mandamiento para nosotros. (2) Juan 6:29 responde la pregunta del v.28 donde la gente pregunta: "¿Qué debemos hacer (nosotros) para poner en práctica (nosotros) las obras de Dios?" Las "obras de Dios" quiere decir aquí las obras que los hombres hacen para Dios, porque El nos ha dicho que las hagamos. (3) 1 Cor. 15:58 es paralelo - la "obra del Señor" es el trabajo en que nosotros abundamos - nuestro trabajo en el Señor (véase también "el amor de Dios" en 1 Juan 5:3). (4) Si nuestra fe es enteramente una obra de Dios por nosotros, entonces Dios es responsable por los incrédulos- El hizo el trabajo u obra por alguna gente, pero no por otros. Esto hace a Dios uno que manifiesta acepción de personas, pero la Biblia dice que no lo es (Hch. 10:34-35; Rom. 2:11). Por tanto, hay algo que debemos hacer para creer. Esto es lo que Juan 6:29 está hablando. Cuando lo hacemos, estamos obedeciendo un mandamiento de Dios (1 Juan 3:23; Marc. 16:15-16).

Todos los pasajes ya estudiados, nos dan entonces ejemplos de mandamientos que debemos obedecer para ser perdonados de los pecados. Claramente, la obediencia a los mandamientos es esencial para el perdón. La pregunta que permanece es: ¿Cuáles son los mandamientos que debemos obedecer para ser salvos, y es el bautismo uno de ellos? Pero primero, respondamos algunas objeciones.

C. "La Biblia Dice Que No Somos Salvos Por Obras".

Aunque hemos nombrado pasajes diciendo que debemos obedecer para ser salvos, con todo esto, también es verdad que algunos versículos dicen que no somos salvos por "obras". Es interesante observar que generalmente los versículos que nos dicen que no somos salvos por obras pueden ser encontrados dentro de unas pocas páginas en la Biblia de los versículos que muestran que debemos obedecer a Dios para ser perdonados. Aquí están algunos ejemplos:

Compare Gál. 2:16; 3:11 (no por obras) con Gál. 3:27 (bautismo) y 5:6 (fe que obra).

Compare Rom. 3:20-28; 4:2-16; 11:6 (no por obras) con Rom. 6:3-4 (bautismo); 6:17-18 (obedecer para ser liberados del pecado); 10:9-10 (confesar); 2:6-11; 1:5; 16:26.

Tito 3:5; 2 Tim. 1:9 (no por obras) compare el "lavamiento de la regeneración" en Tito 3:5 y expresiones similares con relación al lavamiento y la regeneración (nuevo nacimiento) en el bautismo (Hch. 22:16; Heb. 10:22; Rom. 6:4; Juan 3:5; Col. 2:12-13).

Compare Efesios 2:8-9 (no por obras) con 5:25-26 (purificada con el lavamiento del agua), y compare "dio vida" con ser resucitados con Cristo en Efe. 2:4-9 - "os dio vida" por ser resucitados con Cristo en el bautismo en Col. 2:12-13; Rom. 6:4; 1 Ped. 1:22-23; Juan 3:5. (Véase las notas adicionales sobre Efesios 2 en las páginas siguientes).

Los pasajes que hemos estudiado hasta este punto nuestra discusión muestran que hay actos de obediencia que son esenciales para el perdón, no obstante, hay también obras que no salvan - y a menudo ambas verdades son enseñadas en estrecha proximidad la una con la otra. En vista de esto, no debe haber contradicción aquí, concluimos que hay diferentes clases de fe siendo discutidas, exactamente como diferentes pasajes discuten algunas veces diferentes clases de fe. La fe salva, pero hay clases de fe que no salvan. La obediencia es esencial para la salvación, pero hay clases de obras que no salvan.

D. La Biblia Describe Diferentes Clases de Obras.

1. Las obras de la carne o de las tinieblas

Gál. 5:19-21; Rom. 13:12-14

Estas no salvan, condenan.

2. Las obras de la Ley del Antiguo Testamento o de la Justicia Humana por las cuales uno obtiene la salvación

Gál. 2:16; 3:11 (Comp. 4:21-25; 5:3) Rom. 3:20-28; 4:2-16; 11:6 (Comp. 7:1-7) Hch. 13:39; Efe. 2:8-9; 2 Tim. 1:9; Tito 3:5

El Antiguo Testamento no es obligatorio hoy día (Gál. 3:23-25; Heb. 10:9-10; Efe. 2:14-16; Col. 2:14-17; Rom. 7:1-7). Sin embargo, aún cuando era obligatorio, no podía salvar porque no proveía perdón permanente (Heb. 10:3-4).

La única forma de ser justificado por esa ley, o alguna otra ley semejante, era vivir su vida completamente aún sin cometer un solo pecado (Gál. 3:10; Sant. 2:10; Rom. 3:20,23). Esta es la clase de obra que se tomarían para uno gloriarse de que ha sido salvo a sí mismo por su propia justicia. Tal persona habría obtenido su justificación como una cuestión de deuda, no de gracia, porque no necesitaría el perdón. Esto es lo que está siendo descrito en Rom. 4:4; 3:27; 11:6; Efe. 2:8-9; Tito 3:5; 2 Tim. 1:9; etc. (Jueces 7:2, en el contexto podría ayudarle si desea leerlo).

Nadie será salvo por estas obras porque todos pecamos (Rom. 3:23; 1 Juan 1:8,10; 3:4). Por tanto, todos necesitamos un sistema de gracia por medio del cual podamos recibir el perdón y que nos conceda la vida eterna aunque no la merezcamos.

3. Las obras de obediencia por medio de las cuales recibimos el perdón por la gracia de Dios, y luego permanecer fieles a Su servicio.

Esta es la clase de obra que es discutida en los pasajes que hemos estudiado los cuales muestran que la obediencia es esencial para el perdón. Estas no son obras de justicia humana por medio de las cuales nos declaramos merecedores de la vida eterna porque hemos vivido pecaminosamente todas nuestras vidas. Estos son actos hechos por personas que admiten que son pecadores, y vienen a Dios confiando en Su misericordia y gracia para perdonarlos, aunque no la merezcamos.

No obstante, reconocemos que debemos creer en El lo suficiente para reunir cualquier condición que ha colocado. Estas condiciones incluyen la fe, el arrepentimiento, la confesión. Pero por favor observe que no es una obra mas de la justicia humana por medio de la cual adquirimos la vida eterna por una vida pecaminosa, algo más de lo que es el arrepentimiento, la confesión, etc. El propósito de todo esto es simplemente reunir las condiciones requeridas por medio de las cuales la gracia de Dios pueda aplicarse a la sangre de Jesús para perdonar a los indignos pecadores.

Los pasajes que dicen que no somos salvos por "obras", no están hablando acerca de la fe, el arrepentimiento, la confesión, o el bautismo. Todo esto es la clase de obras que están incluidas en la obediencia que es esencial para recibir el perdón.

En efecto, la gente que predica la "fe sola", ellos mismos darán a las personas algo para hacer a fin de que puedan identificar el momento en sus vidas en que tuvieron el "punto de contacto" con Dios en el cual los perdonó. Ellos dicen: "Súplica de la oración del pecador", o "Coloque su mano sobre el radio", o "Dígale a Jesús que está confiando en que El lo salva". Todos estos son ejemplos del pecador haciendo algo para recibir el perdón de Dios. De esta manera, aún la práctica de la "fe sola" aboga por demostraciones de que ellos comprenden que esa fe no elimina la actividad humana como condición para recibir la salvación. El problema es que han eliminado la actividad que Dios manda, y han substituido otras actividades de su propia y humana invención. Esto está claramente prohibido en pasajes tales como Mat. 15:9; Gál. 1:8-9; 2 Juan 9; Apoc. 22:18-19; etc.


IV. La Fe Salvadora Requiere Obediencia.


Algunas veces se ha dicho que la fe salvadora incluye el arrepentimiento y la confesión, y que la fe que hace estas cosas no es fe salvadora. Esto es correcto hasta donde esto va. Pero hemos visto que la fe salvadora no elimina la necesidad de la obediencia para recibir la salvación. Ahora iremos más adelante y mostraremos que el razonamiento de la fe salvadora que incluye el arrepentimiento y la confesión es esa fe salvadora que incluye la obediencia a Dios. La fe que salva es la fe que lleva a la gente a obedecer - y Dios no da el perdón hasta que nosotros no obedezcamos. La fe que aún no ha obedecido, no es una fe salvadora. Somos salvos por fe cuando esa fe nos lleva a obedecer las condiciones que Dios nos ha instruido que reunamos para ser perdonados - no antes.

A. Hebreos 10:39 & Capitulo 11

Dios está aquí enseñándonos cómo ser entre "aquellos que creen en la preservación del alma". El siguiente capítulo da muchos ejemplos de personas a quienes Dios recompensó porque diligentemente le buscaron (11:6). Todos estos son ejemplos de personas que agradaron a Dios "por la fe", por tanto, El los recompensó. La pregunta es: ¿La fe por medio de la cual Dios recompensa incluye obediencia - eso es, fue primero necesaria la obediencia para que Dios recompensara a las personas, o las recompensó antes de que obedecieran o aún cuando ni obedecieron? (Comprendemos que las recompensas específicas mencionadas aquí no son las recompensas que buscamos, y los mandamientos específicos no están dirigidos a nosotros. Pero el escritor inspirado está usando estos ejemplos para ilustrarnos la clase de fe que Dios recompensa, y dice que necesitamos esta fe para salvar nuestras almas - 10:39).

Noé (11:7) - Por la fe preparó un arca para salvar a su casa y llegar a ser heredero de la justicia conforme a la fe. ¿Fue salvo por la fe antes de obedecer, o Dios lo recompensó por salvarle del diluvio solamente después que obedeció y como resultado de su obediencia? ¿Hubiera sido salvo si no hubiera obedecido?

Abraham (11:8) - Por la fe obedeció a Dios y salió al lugar que Dios eventualmente le mostró. ¿Recompensó Dios a Abraham antes de obedecer, o solamente después que había obedecido y como resultado de su obediencia? ¿Hubiera Dios recompensado a Abraham si no le hubiera obedecido?

Israel en Jericó (11:30) - Por la fe los muros de Jericó cayeron. ¿Cuándo? ¿Antes de que la gente hiciera lo que Dios dijo, o después y como resultado de su obediencia? ¿Habrían caído las murallas de Jericó si el pueblo no hubiera obedecido? El versículo dice que los muros cayeron "después de rodearlos 7 días". (Véase también 11:4,17,24, etc.).

En cada caso, Dios recompensó solamente a las personas que tuvieron una fe obediente. Y recibieron la bendición "por la fe", no antes de obedecer o sin la obediencia, sino solamente después o como resultado de su obediencia. Si no hubieran obedecido, o si hubieran creído que no era necesario obedecer, no habrían sido recompensados. Sin embargo, cuando obedecieron, se les dijo que recibieron la recompensa "por la fe". La fe salvadora es la fe que obedece. Si usted tiene la clase de fe que dice que la obediencia no es necesaria o que la voluntad de Dios "preserva su alma" (10:39) antes de usted obedecer, entonces tiene una de las clases de fe que no salvarán.

Considere este diagrama:

Bendiciones Recibidas "Por La Fe"

Noé: Construyó un arca luego su familia se salvó.

Abraham: Obedeció para ir luego recibió la herencia.

Israel: Marchó alrededor de Jericó luego los muros cayeron.

Nosotros: Obedecemos las condiciones luego recibí el perdón

La obediencia viene primero, luego viene la bendición

B. Santiago 2:14-26

Estamos de acuerdo en que algunas clases de fe no salvan. La pregunta discutida aquí es: ¿Podemos ser salvos por la clase de fe que no tiene obras (v.14)? Nótese que no es exactamente una pregunta de una "fe" que no es confiable, sino de una que obra. Y no es simplemente una pregunta de lo que demostramos delante de la gente, sino de si podemos ser salvos o no (v.14) o justificados (v.24).

La respuesta es que la fe que no obra está muerta, como el cuerpo sin espíritu (v.17,20,26). Somos justificados por las obras, no "solamente por la fe" [o por fe sola] (v.24). La fe y las obras deben operar conjuntamente en nuestra justificación (v.21-23). No somos justificados por las obras sin la fe o por la fe sin las obras. Las dos deben ir juntas. ¡Solamente entonces tenemos la fe que salva!

Algunos señalan que Abraham fue agradado ante Dios antes de haber la obra mencionada aquí (el sacrificio de Isaac). Hay verdad en esto, pero recuerde que también fue obediente a Dios mucho antes de este evento en particular. ¿Puede usted probar que en algún momento estuvo agradando a Dios antes de que primero le obedeciera? Tanto Hebreos 11:8-10,17-19 como Santiago 2:21-23 están tratando el mismo punto: Abraham ilustra la clase de fe que recompensa. Es la fe que obedece, y Dios da la recompensa solamente cuando hemos obedecido. Esto es verdad en ambos para que caigamos dentro del favor de Dios y también después para que permanezcamos en Su favor. Pero la ilustración está siendo usada aquí para ilustrar la necesidad de ambas, de la fe y de las obras para ser salvos (v.14) y justificados (v.24). El pasaje contradice plenamente la doctrina de que somos salvos o justificados delante de Dios por una fe que no obedece. Una fe tal está muerta. ¿Puede salvarnos una fe muerta?

C. Gálatas 5:6

En la visión de Jesús, la fe que vale es la fe que obra por el amor. Esto es exactamente lo que hemos estado diciendo - una fe obradora es la que es requerida. (Véase también 2 Cor. 5:7; 1 Tesal. 1:3; Gál. 2:20; 2 Tesal. 1:11; Rom. 1:5; 16:26).

El término "fe" puede ser usado, en la Biblia, en un sentido más específico refiriéndose a la convicción y confianza que uno tiene en su corazón, como distinguida de los actos de obediencia a que lleva (Comp. Rom. 10:9-10). Este sentido de "fe" es esencial para la salvación, pero no salvará por sí misma, sin la obediencia a lo que Dios dice que debe acompañarla. "Fe" también puede ser usada en un sentido mas general o inclusivo, e incluye todo lo que una persona debe hacer para ser perdonada de sus pecados - incluyendo el arrepentimiento, la confesión y (como veremos pronto) también el bautismo.

Algunas veces la gente quiere convenir en que la fe salvadora debe incluir el arrepentimiento y la confesión, pero niegan que incluya el bautismo. Pero recuerde que, si usted admite que la "fe" puede incluir el arrepentimiento y la confesión (aunque algunos versículos mencionen la fe pero no mencionen el arrepentimiento o la confesión) entonces está admitiendo que fe algunas veces incluye la obediencia, porque el arrepentimiento y la confesión son actos de obediencia, condiciones o mandamientos requeridos por Dios. Y la confesión es un acto externo, físico. Si la "fe" puede incluir estos mandamientos para que sean obedecidos, entonces si Dios los escoge y los revela, podemos incluir también otros mandamientos, aún el bautismo. La única conclusión es si hay otros versículos o no que digan que el bautismo es esencial.

Otro término bíblico que algunas veces es usado específicamente para referirse a una actitud del corazón y otras veces usado para referirse a las acciones que produce, es el término "amor". "Amor" específicamente significa algunas veces una actitud de buen deseo hacia los demás, distinguido de los actos que la gente hace (1 Cor. 13:1-3; Gál. 5:6). Otras veces el "amor" está tan estrechamente ligado a la obediencia que produce ese amor que es dicho que es obediente a los mandamientos (1 Cor. 5:3).

A menudo hacemos cosas similares en el hablar común. Le decimos a la gente enferma, "Usted podría mejorarse si va donde el doctor". Algunas veces el "ir al doctor" podría significar el acto específico de transportarse usted mismo a donde está el doctor. Pero en nuestra ilustración, la frase quiere decir todo lo que está implicado en ser curado por el doctor, incluyendo lo que nosotros hagamos en respuesta a sus instrucciones (conseguir la fórmula médica, tomar la medicina, etc.). Así es con la "fe".

Algunas personas afirman que, si usted piensa que tiene que obedecer a los mandamientos para ser perdonado, que entonces está "confiando en sus propias obras para salvarse, en lugar de confiar en Cristo como su Salvador". La verdad es exactamente lo opuesto. Noé salvó su casa (familia) "por la fe" cuando hizo lo que Dios le dijo. ¿Lo acusará usted de confiar en lo que hizo en lugar de confiar en Dios? Pregunto lo mismo acerca de Abraham e Israel en Jericó, y todos los otros ejemplos de la gente que, por la fe, obedeció a Dios y fueron bendecidos por El cuando su fe les había llevado a obedecer (Heb. 11). Además, si usted cree que la gente debe arrepentirse y confesar para ser perdonados, entonces usted también cree en la obediencia a los mandamientos - ¿prueba esto que usted está confiando en sus propias obras en lugar de confiar en Jesús? La verdad es que la gente que verdaderamente tiene una confianza salvadora en Jesús le obedecerá porque confían en El. La gente piensa que pueden ser salvos sin necesidad de obedecer a lo que Jesús dice - estos son los que tienen una fe que no salvará.


V. La Salvación "por la Fe" Incluye la Obediencia Al Bautismo


Los defensores de la "fe sola" dicen que somos salvos por fe antes del bautismo, y que una persona es bautizada después de que ya ha sido salva. Pero hemos aprendido que la salvación por la fe incluye todas las condiciones que Dios ha dicho a los hombres que reúnan para recibir el perdón. El bautismo es una de estas condiciones esenciales que debemos reunir para recibir el perdón, o ¿viene el bautismo después del perdón?

A. Hechos 22:16

Esta es la narración de la conversión de Pablo, ese apóstol que predicó tanto como cualquier otro acerca de la "salvación por la fe". Si alguno sabe si sí o no la salvación por la fe incluye o excluye el bautismo, debe ser él. ¿Qué acerca de su propia conversión? ¿Fue esencial el bautismo para su perdón o no?

Jesús le dijo, que en la ciudad se le diría todas las cosas que debía hacer (22:10; 9:6). ¿Qué se le dijo? Por inspiración, fue instruido a levantarse y ser bautizado y lavarse de sus pecados (22:16). Si la salvación es por "fe sola" antes del bautismo, entonces Pablo no habría tenido pecados en ese momento. Pero tenía pecados, y estuvo en pecado hasta que fue bautizado. El pasaje coloca claramente el perdón de pecados, no antes del bautismo, sino como resultado de ello. Ciertamente Pablo no enseñó nada más tarde acerca de la salvación por la fe que fuera tomado para contradecir lo que él mismo hizo para ser salvo. Supo que la salvación por fe incluía y requería el bautismo, no lo excluía.

B. Marcos 16:15-16

El que crea y sea bautizado será salvo. La fe y el bautismo están declarados aquí como prerrequisitos esenciales para la salvación. La salvación viene después o como resultado del bautismo, no antes de él. Exactamente como 1+1=2, quite también uno de ellos y no tendrá dos. Así, si usted también quita la fe o el bautismo, no tendrá la salvación. La "fe sola" dice: El que crea es salvo y luego puede ser bautizado. Jesús dijo: El crea y sea bautizado será salvo.

Nótese la comparación con Romanos 10:9:

Que si confesares ... y creyeres ... serás salvo
El que creyere y fuere bautizado será salvo

Aún los defensores de la "fe sola" pueden ver inmediatamente que, en Rom. 10:9, la fe y la confesión son prerrequisitos que deben venir antes de la salvación y son esenciales para recibirla. ¿Por qué el lenguaje en Marcos 16:16, el cual es tan obviamente similar, no significa lo mismo que la fe el bautismo, que son prerrequisitos que deben venir antes de la salvación y que son esenciales para recibirla?

Algunos dice: "Pero es que ahí dice, `El que no creyere será condenado'. Este no dice que el que no creyere y no sea bautizado será condenado. De esta manera la fe debe ser la cosa esencial". Pero recuerde que el bautismo solo no salvará. Ambos, la fe y el bautismo son requerimientos para la salvación. Si falta la fe, esto es suficiente para condenar a una persona, y si consiguió ser bautizado, estará invalidado - aún estará perdido (Juan 3:18). No conozco ningún pasaje que diga, "El que no creyere y no confiese será condenado". ¿Prueba esto que la confesión no es esencial para ser perdonado? La fe es prerrequisito a ambos, a la confesión y el bautismo - ambos son de ningún valor sin la fe. Pero esto no prueba que podemos ser salvos por fe sola sin la confesión y el bautismo.

Pero mire de nuevo el pasaje. ¿Qué es eso que, si no cree, hace que una persona se condene? Eso es el evangelio que el v.15 dice que debe ser predicado (Comp. Marcos 1:15; Rom. 1:16). No basta creer quien es Jesús, también debemos creer lo que dijo Jesús acerca de cómo ser salvos. ¿Qué dijo El? Dijo que debemos creer y ser bautizados para ser salvos - El simplemente pasó diciendo eso, y el evangelio lo enseña en otras partes también. ¿Cree usted que también debemos ser bautizados para ser salvos? Si no, usted no cree al verdadero evangelio - aun no cree que Jesús mismo lo dijo de principio a fin. ¿Qué de usted si no cree a ese evangelio? "El que no creyere será condenado". Usted cree a un evangelio diferente, y lo lleva a uno a ser maldito (Gál. 1:8-9; 2 Juan 9).

Alguien también podría responder: "Este versículo es como decir `El que se suba a un avión y se siente arribará a California'. El subirse es esencial, pero el sentarse no lo es". Tal ilustración es altamente artificial, porque en la vida real, uno no dirá tal cosa. Si yo le pregunto que debo hacer para lograr estar en California, no me hará una declaración resumida que incluya una cosa esencial conjuntamente con una cosa no esencial. Una ilustración mejor sería: "Si usted compra un tiquete y entra en un avión, usted irá a California". En Marcos 16:16 la cláusula de Jesús es la declaración de que el evangelio sea predicado a todos (v.15). Sería fatuo resumir el evangelio por medio de nombrar lo esencial y lo no esencial. Pero como en nuestra ilustración, el comprar el tiquete es paralelo a la fe [le da a uno el derecho de llegar a ser hijo de Dios - Juan 1:12], y subirse a un avión es paralelo al bautismo. Ambos son esenciales para arribar a nuestro destino.

Pero trate esta ilustración sobre Romanos 10:9. "Que si confesares ... y creyeres ... serás salvo". Es esto como, "¿si te subieras al avión y te sentaras, arribaras a California?" Si es así, usted está mostrando que Rom. 10:9 no está diciendo que la fe es esencial. Ciertamente ambos, Rom. 10:9 y Marcos 16:16 están cada uno declarando dos cosas, las cuales son esenciales para la salvación. Y al tomar todo lo que la Biblia dice aquí y en cualquier otra parte, sabemos que la salvación requiere creer, arrepentirse, confesar y bautizarse.

C. Hechos 2:38

Cuando Pedro predicó el evangelio por primera vez, y los pecadores preguntaron que hacer acerca de sus pecados, Pedro les dijo que se arrepintieran y se bautizaran "para el perdón de los pecados". Otra vez el perdón de pecados es mostrado, no precede al bautismo, pero lo sigue como un resultado de él. En efecto, recibir el perdón es el verdadero propósito del bautismo - es para el perdón de los pecados.

Cuando Dios instituye una practica y declara una acción conjunta con un propósito para ello, entonces debemos respetar y practicar el propósito propio también como el acto propio. Esto puede ser ilustrado en la Cena del Señor, comiendo el pan y bebiendo el fruto de la vid (actos externos) con el propósito de la remembranza del cuerpo y la sangre de Jesús. El acto correcto condena, si es hecho con el propósito incorrecto (1 Cor. 11:22 y Sig.). Así el bautismo es una acción (inmersión en agua) y Dios ha declarado la razón para la que es, "para el perdón de los pecados". Pero si alguno cree que sus pecados ya han sido perdonados antes del bautismo, entonces ¿deberá ser bautizado para el perdón? No, no lo será, y su bautismo, por tanto, no es escritural en propósito. Y en vista de que el propósito propio es recibir el perdón, y no lo ha hecho para ese propósito, entonces no ha recibido el perdón en absoluto. Podría creer y ser sumergido, pero desde que haga con razones equivocadas, nunca ha recibido el perdón. ¡Está aún en pecado! Esto es por lo que este tema es tan esencial entenderlo.

Pero algunos responderán: "Para perdón significa `a causa del perdón' - porque usted ya lo tiene, exactamente como un hombre recibe una infracción `por exceso de velocidad'. Traducirlo de esta manera es totalmente erróneo porque la palabra Griega usada aquí es "EIS", la cual significa "para, en orden a", y no permite una traducción de este tipo tal como "a causa de". Esto es por lo que ninguna traducción respetable jamás traducirá Hechos 2:38 - "a causa del perdón de los pecados". Algunas traducciones muestran que el correcto significado es: "para perdón".

¿Podremos usar el argumento "a causa de" en estos pasajes? "Porque esto es mi sangre ... que por muchos es derramada para [EIS] remisión de los pecados" (Mat. 26;28). "Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para [EIS] salvación" (2 Cor. 7:10). "... con la boca se confiesa para [EIS] salvación (Rom. 10:10). "... sino de los que tienen fe para [EIS] preservación del alma" (Heb. 10:39). ¿Podremos concluir de estos versículos que deberíamos creer, arrepentirnos y confesar - en efecto, que Jesús aún murió - porque ya teníamos el perdón? ¿Podremos concluir que todas estas cosas no son esenciales para la salvación, sino que todas ellas vienen después de que hemos sido perdonados, igualmente como los defensores de la "fe sola" argumentan con el registro del bautismo en Hechos 2:38? ¿Está usted notificando el hecho?

¿Está usted notificando el hecho de que estrechamente cada argumento usado para probar que el bautismo no es esencial, si ese argumento fuera usado consistentemente, también probaría que la fe, el arrepentimiento y la confesión no son esenciales? En efecto, a este punto, el argumento usado por los defensores de la "fe sola", si lo aplicaran consistentemente, habría probado conclusivamente, en cada paso, que la confesión no es esencial, exactamente tan lógico y conclusivamente como ellos prueban que el bautismo no es esencial. Sin embargo, los defensores de la "fe sola" dicen que la confesión es esencial, pero no el bautismo. Ciertamente sus pruebas están invalidadas.

Pero la simpleza prueba de que "para" en Hechos 2:38 lo indica está en el contexto. Si la "fe sola" es correcta, entonces "para" debe significar "a causa de aquellos que ya tienen" el perdón antes del bautismo - esto es lo que la doctrina de la "fe sola" predica como verdad. Si esta doctrina es falsa, entonces, "para" debe significar "en orden a recibir el" perdón. La forma de saber que es lo correcto es determinar a quienes está siendo dirigida [¿quién es el "cada uno de vosotros" a ser bautizado aquí?] ¿Son estas personas las que ya tienen el perdón y son bautizadas "porque" lo tienen? ¿O son ellos personas que no tienen el perdón, y les es dicho que hacer para recibirlo?

El contexto responde por medio de mostrarle a estas personas que exactamente habían sido convictas de ser culpables de pecado (v.23,36) y habían preguntado que hacer con respecto a esta culpabilidad (v.37). A todo lo anterior, Pedro había dicho a estas personas que necesitaban "arrepentirse y ser bautizados". ¿Quién necesita arrepentirse - la gente que ya tiene el perdón, o la gente que aún no lo tiene y necesita obtenerlo? Obviamente las personas no necesitan arrepentirse a menos que estén en pecado. En consecuencia, el contexto prueba que el bautismo es en orden a recibir el perdón, porque a "cada uno de vosotros" se les dijo que se bautizaran, no se le dijo a la gente que ya tenía el perdón, sino a la gente que aún no lo tenía y se le estaba diciendo como recibirlo.

D. Romanos 6:3-4; Gálatas 3:26-27

¿Cuánta gente está "en Cristo"? Exactamente los muchos que han sido bautizados en El. Considere las bendiciones que se encuentran "en Cristo": La salvación (2 Tim. 2:10), el perdón (Efe. 1:7); vida eterna (1 Juan 5:11-12); libres de la condenación (Rom. 8:1). ¿Puede una persona ser salva, perdonada de pecado si no ha llegado a "estar en Cristo"? ¿Dónde se encuentran estas bendiciones? ¿Es salva la gente fuera de Cristo? Ciertamente debemos estar en Cristo para ser salvos, pero ambos pasajes expresan claramente eso, para estar en Cristo uno debe ser bautizado en Cristo.

Igualmente somos bautizados en la muerte de Cristo (Rom. 6:3), y como resultado, el cuerpo de pecado es destruido (v.6) y somos liberados del pecado (v.7). ¿Podremos ser salvos sin recibir el poder limpiador de la muerte de Jesús? ¡No! Pero debe haber algún punto en el que lleguemos a entrar en contacto con esa muerte, y ese punto es el bautismo (recuerde que para que el bautismo sea válido, debe estar precedido por el creer, el arrepentimiento y la confesión).

Para ilustrar, la ceremonia nupcial coloca a una pareja dentro de la relación matrimonial. Antes de la ceremonia, estaban tomando los pasos esenciales hacia el matrimonio, pero aún no había empezado el matrimonio, por tanto, no disfrutaban de sus privilegios. Después de la ceremonia, están casados y disfrutan de sus privilegios. Igualmente, el bautismo es el punto en el que uno llega a estar en Cristo, en Su muerte. Antes del bautismo, uno está tomando los pasos esenciales hacia Cristo (creyendo, arrepintiéndose, confesando), pero aún no está en Cristo, de esta manera, no tiene las bendiciones que se encuentran en Cristo. Es únicamente después del bautismo cuando uno está "en Cristo" donde están disponibles estas bendiciones para él.

Además, nótese en el siguiente diagrama la conexión entre el bautismo, la fe, y el nuevo nacimiento ("nacer de nuevo"). Nótese el tiempo del verbo en Gálatas 3:26-27:

"pues todos sois hijos de Dios por la fe"

"por" [Griego: gar = a causa de, mediante]

"porque todos habeis sido bautizados en Cristo..."

Acorde a los tiempos de los verbos en esta Escritura, qué viene primero: ¿El bautismo o el ser hijo de Dios? La "fe sola" dice que uno es primero hijo de Dios, luego es bautizado. Pero la escritura claramente muestra que uno es bautizado primero "en Cristo", luego es hijo de Dios. Esto es confirmado por Romanos 6:4 el cual muestra que tenemos "vida nueva" [nuevo nacimiento, nacer de nuevo] después que uno es resucitado en el bautismo, no antes (Véase también Col. 2:12-13; Juan 3:5; 1 Ped. 1:22-23). Y todo esto sucede, dice el versículo, "por la fe". Se llega a ser hijo de Dios "por la fe" incluido el bautismo, exactamente como lo hemos visto - esta no lo excluye.

Algunas personas declaran que Gálatas 3:26-27; Rom. 6:3-4 y Col. 2:12 no se están refiriendo al bautismo en agua, sino al bautismo en el Espíritu Santo que según se afirma ocurre en el momento que la persona cree en Cristo (Comp. 1 Cor. 12:13). [Nótese que estas persona están de acuerdo que Hechos 2:38; 22:26; Marcos 16:16 y 1 Ped. 3:21 son el bautismo en agua, por tanto, nuestras explicaciones permanecen impasibles por este argumento del "bautismo en el espíritu"].

Nuestra respuesta: (1) ¿En qué parte del contexto de Rom. 6; Gál. 3; o Col. 2 se dice que estos están hablando acerca de un bautismo en el Espíritu? ¿Qué prueba ofrece usted de que este no es el bautismo en agua en estos contextos?

(2) El bautismo del Espíritu Santo fue una promesa hecha a unos pocos individuos para propósitos especiales. Hay únicamente dos casos registrados en la Biblia. Cuando ocurrieron, estuvieron siempre acompañados por milagros y el hablar en lenguas. (Lea Hch. 1:1-8; Cap. 2; 10:44-11:18). Este nunca fue un requerimiento esencial que tuviera que ser reunido por toda la gente para ser salvos (tal como Gál. 3, Rom. 6, y Col. 2 lo están describiendo). Cuando todo el Nuevo Testamento había sido escrito, los dones milagros no fueron ya mas necesarios, cesaron (1 Cor. 13:8-13; Judas 3; Sant. 1:25); por tanto, el bautismo del Espíritu Santo no puede ocurrir mas.

(3) La gente que declara que Romanos 6, etc., es bautismo espiritual, también practica el bautismo en agua. Esto hace dos bautismos (Mat. 3:11). Pero Efesios 4:3-6 dice que hay únicamente un bautismo para hoy, no dos. Usted no puede tener un bautismo que sea esencial para la salvación, y luego uno diferente, no esencial, después de la salvación, en mas de lo que usted puede tener un "Dios y Padre" quien es esencial para la salvación, y luego uno diferente, no esencial, después de la salvación.

(4) Romanos 6:3-4 y Colosenses 2:12-13 muestran que el bautismo ahí descrito es una sepultura en el elemento y una resurrección del elemento, en semejanza a la sepultura y resurrección de Jesús. Esto se ajusta al bautismo en agua. Pero si este es el bautismo del Espíritu, entonces la gente debe ser sumergida en el Espíritu, y luego salir del Espíritu. ¿Cómo puede un bautismo tal salvarlos a ellos? (Rom. 8:9).

(5) La mayoría de los defensores de la "fe sola" usan Romanos 6:4 y Colosenses 2:12 [sepultura y resurrección] para probar que el bautismo en agua es una inmersión, no aspersión o chorriamiento. Esto es bueno. Pero si esto no es en absoluto el agua del bautismo, sino el bautismo del Espíritu, entonces ¿cómo puede usarlo usted para probar que es el agua del bautismo?

(6) El bautismo de 1 Corintios 12:13 en ninguna parte se dice que ocurra a la señal de la fe o alguna vez anterior al bautismo en agua. ¿Cómo puede probar usted que este bautismo ocurre antes del bautismo en agua y que es distinto del bautismo en agua? El pasaje dice únicamente que fuimos bautizados "por un solo Espíritu" - eso es, en conformidad con la enseñanza del Espíritu a través del evangelio. Esto es paralelo a Efesios 5:26 - el lavamiento del agua por [Griego - EN] la palabra. Esta no es una inmersión en el elemento de la palabra, sino una inmersión hecha en agua de conformidad con la enseñanza de la palabra. (Véase también Juan 3:5). De esta manera, el bautismo de 1 Cor. 12:13 es el bautismo en agua hecho de conformidad con la enseñanza del Espíritu.

E. 1 Pedro 3:20-21

La salvación de Noé es una "figura" o ilustración del hecho de que "el bautismo que corresponde a esto ahora nos salva". Noé fue salvo por agua (v.20). Recuerde que en Hebreos 11:7, esto fue usado también como ilustración de nuestra salvación, mostrando que el ser recompensados "por la fe" incluye la necesidad de la obediencia a Dios [construyendo el arca].

Ninguno declara que el agua, por si misma, tiene el poder para quitar el pecado como se quita lo sucio del cuerpo - ese no es el punto que el versículo dice. El punto es que estamos confiando en la resurrección de Jesús para salvarnos de manera que podamos tener una buena conciencia - "la aspiración [respuesta] de una buena conciencia hacia Dios". [Véase las notas al final sobre Colosenses 2:12 para más información de referencia, la relación entre el bautismo y la resurrección de Jesús]. Otra vez, la ilustración de Noé liga o une la fe (Heb. 11:7) y el bautismo (1 Ped. 3:20-21), mostrando que la salvación por la fe incluye el bautismo, no lo excluye. El poder para perdonar está en la muerte y resurrección de Jesús, pero nos acercamos a ese poder en el bautismo, si realmente confiamos en El. En consecuencia, el bautismo nos salva, y la salvación de Noé "por agua" es similar a esto.

Otro paralelo del Antiguo Testamento es Naamán quien tuvo que sumergirse 7 veces en el Jordán para ser sanado de la lepra (2 Reyes 5:1-14). Ninguno dice que el agua, por si misma, tiene el poder para curar la lepra. Pero el zambullirse era simplemente una condición que una persona debe reunir si realmente confiaba en lo que Dios dijo. Entonces, el poder de Dios sanaría al leproso. Interesantemente, Naamán al principio, era como mucha gente de hoy - no iba a sumergirse porque no podría ver que el zambullirse pudiera ser esencial para curar la lepra. Pero aprendió que tenía que hacer primero lo que Dios dijo, luego sería sanado por el poder de Dios. Y esto no fue así hasta que no se sumergió para que fuera sanado. Así es con el bautismo.

Pero alguno dice que Noé nunca estuvo en el agua, que por tanto el agua no lo salvó. No obstante, la Biblia expresamente dice que fue salvo "por agua". Como toda ilustración, esta no es idéntica en toda relación [también, está no sería una ilustración, pero sería la misma cosa]. Noé fue salvado por agua y esa agua destruyó la maldad que le rodeaba en el mundo, no obstante, al mismo tiempo levantó a Noé de esta manera separándolo de eso maligno. Igualmente, el bautismo nos salva de lo malo. Recuerde, nuestra propia explicación de Dios de Su ilustración es que el "bautismo que corresponde a esto ahora nos salva".

Algunos dicen también que el "Bautismo es simplemente una figura de salvación - describe nuestra salvación, pero no es necesario para recibirla". Esto contradice claramente el pasaje. Esta visión hace al bautismo la ilustración y a algo más la cosa siendo ilustrada - esto deja la salvación de Noé completamente fuera de la ilustración. Lo que el pasaje dice es que la salvación de Noé es la figura, y la cosa que esto ilustra es el hecho de que el "bautismo que corresponde a esto ahora nos salva".

Lea esto en otras traducciones: "... es decir ocho, fueron salvadas, pasando por medio del agua" [Versión Moderna]. "... es decir, ocho personas, fueron salvadas a través del agua" [Biblia de las Américas]. "Tipo" significa "algo que está simbolizado por una figura". De esta manera, el bautismo no es la figura o el tipo, sino la cosa siendo ilustrada - el antitipo. "... en la cual [el arca] unos pocos, es decir, ocho personas, fueron salvadas a través del agua" (1 Ped. 3:20 - Biblia de las Américas).

La salvación por fe incluye el bautismo, no lo excluye.

F. Colosenses 2:12-13 [Efesios 2:4-9]

La gente muerta en los delitos y pecados, fue sepultada en el bautismo y resucitaron con Cristo mediante la fe en el poder de Dios. En consecuencia, El les dio vida a ellos, habiéndoles perdonado sus pecados. Nuevamente, el bautismo no es una obra en la que confiamos en nuestro propio poder o mérito para salvarnos. Esto lo hacemos por la fe en el poder de Dios. La salvación por la fe incluye el bautismo, no lo excluye.

Además, nótese el paralelo a Efesios 2:4-9. Algunos dicen que este pasaje prueba que el bautismo no es esencial porque somos salvos por gracia por medio de la fe, y esto no de nosotros mismos, pues es don de Dios, no de obras a menos que el hombre pueda gloriarse. Al principio discutimos que las obras por las cuales puede gloriarse el hombre son las obras por medio de las cuales obtenemos la salvación, y que la única forma para hacerlo es vivir nuestra vida completamente sin pecar. Estamos de acuerdo en que no somos salvos por esa clase de obras, pero esa no es la clase de obra que es el bautismo. El bautismo es un acto de fe en donde confiamos en el poder de Dios para perdonar a los pecadores que no pueden obtener la salvación porque han pecado y necesitan ser perdonados por la gracia de Dios.

El rescate de Dios de Israel por mano de Gedeón en Jueces 7 es una excelente ilustración de rescate [salvación] por la fe, no por las obras en las que un hombre puede gloriarse, sin embargo era necesario para el hombre actuar o no sería rescatado. Gedeón es otro de los ejemplos de la "fe" en Hebreos 11:32. Dios no quiso que el pueblo se "jactara" [gloriara] por si mismos, diciendo que ellos mismos se habían salvado por su propia mano (Jueces 7:2). Nótese este exacto paralelo a Efesios 2:8-9. Por tanto, ¿qué hizo Dios? ¿Salvó al pueblo simplemente porque confiaron en sus corazones mientras no hacían absolutamente nada para lograr su salvación? (v.16-25). Si no hubieran hecho lo que Dios dijo, nunca habrían sido salvos. Pero Dios designó de esta manera que él les dijera que tenían que hacer de manera que fuera obvio para cada uno que lo que hicieran era muy insuficiente para adquirir o tener el derecho a la liberación que recibieron. El acto de ellos fue simplemente una prueba de su fe. Dios dijo repetidamente que fue El quien rescató al pueblo (v.9,15). Por tanto, Efesios 2:8-9 dice que no podemos gloriarnos de que somos salvos por nosotros mismos, como si lo mereciéramos. Es por la gracia de Dios que la recibimos. Pero no hay nada aquí que diga que esto es hecho sin ninguna obediencia del todo de nuestra parte, en algo más que en el caso de Gedeón.

Otro ejemplo similar es la caída de Jericó ante Israel en Josué 6. Este fue un regalo [don] de Dios a Israel "por la fe" (Heb. 11:30). Dios dijo que El dio Jericó a Israel (Josué 6:2). Alguien dice que si una cosa es un regalo [don] que entonces no hay que hacer nada para recibirlo. Pero este no es el caso con los regalos [dones] de Dios. Sus regalos [dones] son siempre condicionales. Hay cosas que debemos hacer, pero las cosas que hacemos son inadecuadas para adquirir o merecer la cosa dada. Israel recibió a Jericó como un regalo [don] de Dios "por la fe". Sin embargo, ellos obedecieron primero para recibirla. Por consiguiente, Efesios 2:8-9 dice que recibimos la salvación como un don [regalo] de Dios "por la fe". Pero aquí no hay nada que diga que esto sucedió sin que nosotros no hiciéramos nada - únicamente lo que nosotros hacemos no nos concede el don [regalo], y que por consiguiente no hay nada por lo cual nosotros podamos gloriarnos acerca de ello.

Ahora note este paralelo:

Efesios 2:4-9

Muertos en pecados (v.5)
Por la gracia de Dios (v.7)
por medio de la fe (v.8)
nos dio vida (vivificándonos) (v.5)
Por ser resucitados con Jesús (v.6)
No de nosotros, ni de obras (v.8-9)

Colosenses 2:12-13

Muertos en pecados (v.13)
Por el poder de Dios (v.12)
mediante la fe (v.12)
os dio vida (vivificándonos) (v.13)
Por ser resucitado con Jesús (v.12)
EN el bautismo (v.12)

El contexto de ambos pasajes explica que la "salvación por gracia por medio de la fe" significa esto: Una persona está muerta a causa del pecado, pero se le da vida con Cristo por ser resucitada (espiritualmente) de la muerte así como Cristo resucitó físicamente. Pero Col. 2:12 añade algo. ¿"EN DONDE" es que sucede que a uno se le da vida, en donde es que resucita con Cristo? ¡EN EL BAUTISMO! [Comp. Romanos 6:3-7]. Esto no puede ser negado exitosamente. Las obras que Efesios 2 dice que no salvan, nunca fueron designadas para referirse al bautismo. El bautismo es un acto de fe en el poder de Dios. La salvación por la fe no excluye el bautismo - antes bien lo incluye.

G. La Urgencia Del Bautismo

En los ejemplos de la Biblia, de cuando la gente creyó, se arrepintió y entendió el bautismo, siempre fueron bautizados inmediatamente, en el mismo día o en la misma hora, aun si esto fuera a la media noche (Hch. 2:41; 8:35-39; 16:25,33; 22:16). Las iglesias modernas de la "fe sola", por ejemplo, usualmente libran de riesgos a los candidatos hasta el día en que haya un servicio de bautismos, el cual puede ocurrir días o semanas después de que la gente ha creído y se ha arrepentido. ¿Por qué no ven ellos la misma urgencia acerca del bautismo que existía en la Biblia?

La respuesta es obvia. La popular "Fe sola" piensa que la gente ya es salva antes del bautismo, así que preguntan ¿cuál es la prisa tan grande que tiene acerca de ser bautizado? Pero la Biblia muestra la urgencia acerca de esto. Este es otro punto en el cual la "fe sola" muestra que está en conflicto con la Biblia. La única explicación para la urgencia de los ejemplos bíblicos es que en los que se nos han dado - la gente está aún en pecado hasta que sean bautizados. La salvación por la fe incluye el bautismo.

[Algunas personas dicen que la salvación por la fe no puede incluir el bautismo porque algunos versículos enumeran la fe separada del bautismo. Pero algunos versículos nombran el arrepentimiento, y la confesión separadas de la fe también - Romanos 10:9-10; Juan 12:42-43; Hechos 20:21; Marcos 1:15. Sin embargo, todos estamos de acuerdo en que la fe salvadora incluye el arrepentimiento y la confesión. Lo mismo, hemos mostrado, que es verdad del bautismo. La "fe" es algunas veces específica - firmemente creída y confiable. Otras veces es general e incluye el arrepentimiento, la confesión y el bautismo].

Conclusión

En el reverso de la portada de este tratado hay un diagrama que muestra que cada cosa que el evangelio dice de la fe es esencial para nuestra salvación, hay otros versículos que dicen que la obediencia [o algún otro acto específico de obediencia, tal como la confesión o el bautismo] es esencial para obtener la misma cosa. ¿Qué prueba esto? Que la fe salvadora incluye la obediencia, particularmente el bautismo. Van juntos y no pueden trabajar uno aparte del otro. La fe incluye la obediencia porque, cuando usted confía realmente en alguien de quien sabe que está en lo correcto acerca del tema, usted hará lo que ellos dicen que haga acerca del tema.

Se ha dicho que una vez un hombre empujó un carretón para pasar de un lado a otro en una cuerda tendida sobre las cataratas del Niágara. Preguntó a la muchedumbre que cuantos de ellos creían en que podía hacerlo sin ningún peligro. Muchos levantaron sus manos. Luego pregunto que quienes creían lo suficiente para montarse en el carretón. Usted no tiene que montarse en un carretón sobre el Niágara para que le sean perdonados los pecados. Pero debe tener la suficiente confianza en Dios para hacer lo que El dice que usted debe hacer.

La salvación por la "fe sola" no es el verdadero evangelio de Jesús. Este es un evangelio pervertido que condena en lugar de salvar (Gál. 1:8-9; 2 Juan 9-11; Mateo 15:9; Apoc. 22:18-19). ¿Qué puede hacer usted si cree primero que fue salvo y luego más tarde fue bautizado? Lo que hicieron los hombres en Hechos 19:1-6 lo hicieron cuando aprendieron que su bautismo no fue hecho para el propósito correcto - se bautizaron escrituralmente. Entonces rechace el ser parte de las iglesias que enseñan la falsa doctrina de la "fe sola" (2 Juan 9-11; 2 Cor. 6:17; Efe. 5:11).

Versión al Español Por: Jaime Restrepo M.

(c) Copyright 1986, 2003, David E. Pratte

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Utilice su botón "trasero" para volver a la página anterior.

Vuelva a nuestro casero página para otros artículos del estudio de la Biblia en español.

Haga un 'clic' para ver los estudios de la Biblia en ingles (the Gospel Way).

Exit this site.

Scripture quotations are generally translated from the New King James Version (NKJV), copyright 1982, 1988 by Thomas Nelson, Inc. used by permission. All rights reserved.