Click for Gospel Way home page

¿Esta Usted Listo para el Día del Juicio?


Por: David Parte

Muchos pasajes de la Biblia enseñan que habrá un día cuando Jesús vendrá otra vez y todos los hombres serán llamados delante de El para dar cuenta por nuestras vidas. Esta escena del juicio es descrita en varias escrituras: Romanos 2:1-16; Mateo 25:31-46; Apoc. 20:11-15. El gran Juez en aquel día será el mismo Jesucristo [Romanos 2:16; Mat. 25:31; Juan 5:22; Hechos 17:31]. El recompensará o castigará a cada persona acorde a como hayamos vivido nuestras vidas [Rom. 2:6; Apoc. 20:12-13; 22:12; 2 Cor. 5:10].

Desde que todos nosotros debemos colocarnos delante de Jesús en este día, todos deberíamos querer saber que nos espera para que podamos estar listos. En ese día, muchas personas que habían pensado que estaban listos se darán cuenta de que no lo estaban [Mateo 7:21-23]. Otros que sabían que ellos no estaban listos desearán haberlo estado. Este estudio está diseñado para ayudarnos a entender el juicio, ¿a qué será semejante?, y ¿qué hacer cuando ya esté listo?


Parte I: ¿Cual Es el Propósito del Juicio?


A. El Juicio Declarara el Destino Eterno de Todos los Hombres.

Desde que el destino eterno esta determinado sobre la base de nuestras vidas, cuando muramos nuestro destino es sellado y no puede ser cambiado [2 Cor. 5:10; Heb. 9:27]. El juicio será la sentencia oficial en el cual este destino será declarado.

La gente justa recibira la vida eterna.

Rom. 2:7, 10 - Aquellos que perseveran en hacer lo bueno recibirán gloria, honra, inmortalidad, vida eterna y paz.

Mat. 25:46 - Los justos recibirán vida eterna. [Mat. 5:10-12; 1 Ped. 1:3 y Sig.].

1 Tesal. 4:17; 5:9, 10 - Salvados para vivir conjuntamente con Jesús por siempre.

La gente malvada recibira el castigo eterno.

Rom. 2:8-9 - Aquellos que no obedecen a la verdad sino que hacen lo malo recibirán ira, enojo, tribulación y angustia.

Mat. 25:41, 46 - Los malvados deberán ir a la destrucción eterna, al fuego eterno preparado para el Diablo y sus ángeles.

Apoc. 20:11-15 - Cualquiera que no sea hallado en el libro de la vida será arrojado en el lago de fuego que es la muerte segunda.

[2 Tesal. 1:5-9; Mat. 13:39-42; Rom. 6:23].

La recompensa que recibimos en el juicio dependerá de como vivamos en la tierra. Si usted fuera presentado ante Dios en juicio en este momento, ¿cuál sería su recompensa?

B. Los Cumplimientos del Juicio Demandan de la Misericordia y Justicia de Dios.

La misericordia demanda que a la gente que es culpable se le de una oportunidad de ser perdonada si ellos desean cambiar.

Por ejemplo, si un niño rompe una regla pero se aflige y desea cambiar, como el hijo pródigo, él debe ser perdonado [Luc. 15:11 y Sig.]

Rom. 2:4-5 - De esta manera Dios ofrece misericordia para que el hombre culpable pueda ser perdonado y así evitar el castigo que merecemos. Pero si en esta vida rehusamos arrepentirnos, seremos castigados en el juicio.

Alguna gente pudiera sentir que ellos no tienen esperanza-que ellos no pueden ser salvos. Pero Dios es misericordioso. El quiere perdonarle y ayudarle a vivir correctamente. Si usted acepta su perdón ahora, Su misericordia requiere que El le conceda a usted la vida eterna en el día del juicio.

La justicia demanda que la obediencia sea recompensada y que la desobediencia sea castigada.

Por ejemplo, los padres deben castigar la desobediencia y recompensar la obediencia [Prov. 13:24; Luc. 15:11 y Sig.].

2 Tesal. 1:5-9 - Es justo que Dios juzgue y castigue la desobediencia.

Mucha gente piensa que Dios es tan falto de fuerza que El no castigará al malvado. Pero no es así - ¡Dios es justo! Muchas veces en la tierra, la gente malvada prospera y la gente buena sufre. El sentido de la justicia de Dios demanda que, después de esta vida, tales injusticias sean hechas correctas. La gente justa debe ser recompensada, y la gente que continúa con obstinación en el pecado debe ser castigada.

¿Esta usted listo para el día del juicio?


Parte II: ¿Que Como Será el Juicio?


A. Universal

Rom. 2:6 - Dios pagará a cada uno conforme a sus obras.

Mat. 25:32 - Todas las naciones serán reunidas.

2 Cor. 5:10 - Todos debemos comparecer.

Rom. 14:10-12 - Todos estaremos delante del asiento del juicio. Toda rodilla se doblará y toda lengua confesará. CADA uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí mismo.

Ricos y pobres, hombres y mujeres, todas las razas, nacionalidades, y eras; ateos, idólatras, denominacionalistas, y Cristianos; doctores, abogados, políticos, y campesinos; Washington, Lincoln, Marx, y Hitler; Adán, Noé, Pedro, y Pablo; su esposo o esposa; padres, hijos, todos sus parientes y amigos estarán ahí. Y usted estará ahí. ¿Está usted listo?

B. Inevitable

Rom. 14:10-12 - Todos los hombres serán juzgados, exactamente tan cierto como que Dios vive. Si hay un Dios inmortal, eterno en los cielos, ¡entonces usted será juzgado!

Hechos 17:31 - Dios señaló el día y dio la seguridad por la resurrección de Jesús. Seremos juzgados con la misma seguridad con que Jesús fue levantado.

Heb. 9:27 - Está determinado para los hombres que mueran y después de esto el juicio. El juicio es tan cierto como la muerte.

Si usted cree que Dios esta vivo, que Jesús resucitó, y que la muerte es común a todos los hombres, entonces usted debe creer que usted será juzgado. En esta vida la gente falla en guardar las estipulaciones. Pero ninguno estará ausente o llegará tarde para este convenio. Ninguna excusa será aceptada. Ninguna riqueza, poder, o arma puede evitar que usted se presente. ¿Está usted listo?

C. Individual

Rom. 2:6 - Cada uno será juzgado por sus obras.

Rom. 14:12 - Cada uno será cuenta de si mismo ante Dios. [Mat. 16:27; Apoc. 22:12; 20:13].

2 Cor. 5:10 - Cada uno recibirá acorde a lo que haya hecho en el cuerpo.

Usted no estará en capacidad de clamar vida eterna porque su esposo o esposa, padre o hijo, u otros amigos o parientes la reciban. No será suficiente que usted declare que asistió activamente en una dada congregación. La pregunta será: ¿Qué hizo usted? ¿Estás listo?

D. Completo

¿Qué aspectos de nuestras vidas serán examinados?

Nuestras Acciones - Ecl. 12:13-14

Dios juzgará toda obra con toda cosa encubierta. Podríamos pensar que nadie sabe lo que hemos hecho. Pero Dios lo sabe y El nos llamará a juicio.

Nuestras Palabras - Mat. 12:36-37

Los hombres darán cuenta por toda palabra ociosa. Las palabras que usted pensó que no eran importantes o que ninguno estaba escuchando-irreverencias que digo con ira, el cuchicheo de chismes en secreto, pequeñas mentiras piadosas-todo será juzgado.

Nuestros Pensamientos - Jer. 17:10

Dios escudriña el corazón a fin de recompensarnos. El está interesado, no exactamente con lo que decimos y hacemos, sino con nuestras ideas. Los malos deseos y pensamientos nos condenarán tan cierto como las palabras y las obras. Dios conoce el corazón, por lo tanto El está en capacidad de juzgar.

No hay nada encubierto u oculto que no sea dado a conocer [Luc. 12:2]. Servimos a Dios quien sabe todo acerca de nosotros. Usted puede burlarse de sus padres, esposa, esposo, o amigos. Pero no puede ocultarlo de Dios. ¿Está usted listo para que cada cosa acerca de su vida sea juzgada?

E. Justo

Estará basado en la verdad

Los hechos reales del caso.

Rom. 2:2 - Será acorde a la verdad.

Hechos 17:31 - Será con justicia.

A menudo en nuestras cortes, la gente culpable sale libre porque los hechos no son conocidos. Un hombre inocente quiere que los hechos se conozcan, pero no un hombre culpable. Cuando usted y yo seamos juzgados, ¡Dios conocerá todos los hechos!

No habrá acepción de personas - Rom. 2:11.

En nuestras cortes, algunas veces gente especial recibe favores especiales. En la corte de Dios, no se aceptará ningún soborno y no se mostrará ningún favoritismo. El rico, el poderoso, el influyente no tendrá favores, y el más pobre, y el hombre más débil no será oprimido.

En el juicio, el malvado ciertamente será castigado y el justo recompensado. ¿Está usted listo para esta clase de juicio?

F. Final

No habrá forma de alterar la decisión de esta corte; ninguna apelación a un corte suprema.

La recompensa recibida será la vida eterna [Rom. 2:7]-Esto no será alterado siempre será así.

El castigo recibido será el castigo eterno [Mat. 25:46]-Esto no será alterado en ningún momento a través de toda la eternidad.

¿Ha hecho usted algo realmente incorrecto y fue agarrado con las manos en la masa? Usted daría cualquier cosa por cambiar, pero será demasiado tarde. Usted sabe que será castigado y no podrá evitarlo. Para alguna gente, el día del juicio será como eso. Cuando morimos, nuestra suerte es sellada. Será demasiado tarde para arrepentirnos en el juicio, para suplicar por el perdón, o para pedir otra oportunidad. Usted debe prepararse mientras este vivo.

Si Jesús fuera a venir o usted fuera a morir hoy, ¿estaría usted listo para el día del juicio?


Parte III: ¿Como Puede Prepararse Usted Para el Día del Juicio?


A. Estudiando La Palabra De Dios

Juan 12:48 - El patrón del juicio será la palabra de Jesús. Esta claramente revela que debe hacer usted para estar listo en el juicio. Si usted desea examinar el contenido de un cierto libro, ¿no necesitará usted estudiar el texto? Ciertamente en día del juicio es tan importante que usted necesita saber cual es el libro de Dios.

Mateo 7:21-23 - Alguna gente se sorprenderá al recibir la noticia en el juicio de que ellos no son aceptos, aun cuando ellos pensaron que estaban agradando. Esto es trágico. ¿Será este su caso? Esto no es necesario si usted estudia lo que Dios requiere acorde a Su palabra.

B. Creer

Hebreos 11:6 - Sin fe no podemos esperar que agrademos a Dios en el juicio. Debemos creer que El existe y que recompensará la fidelidad.

Juan 8:24 - Si no creemos en Jesús, moriremos en pecado. ¿Cree usted?

C. Arrepintiéndose de Sus Pecados

Hechos 17:30-31 - Dios manda a todos los hombres que se arrepientan porque el juicio está por venir. Todos nosotros hemos pecado [Rom. 3:23], y estos pecados nos condenarán en el juicio si no nos son perdonados. Para ser perdonados debemos decidir obedecer a Dios.

Ecles. 12:13-14; 2 Tesal. 1:7-9 - Para evitar la venganza de Dios, debemos obedecer el evangelio-temer a Dios y guardar Sus mandamientos. El arrepentimiento es la decisión que hacemos para esto.

D. Confesar a Cristo y Ser Bautizados

Rom. 10:9-10 - Debemos creer y confesar para ser salvos de pecado.

Hech. 2:38; Marcos 16:16 - El bautismo es exactamente tan esencial como la fe y el arrepentimiento para ser salvos de pecado.

Para recibir vida eterna en el juicio, debemos ser perdonados de los pecados en esta vida. El perdón requiere todos los pasos que ya hemos enumerado, incluyendo el bautismo. ¿Ha hecho usted todos estos?

E. Vivir una Vida Fiel

La sangre de Jesús nos lava de los pecados que ya hemos descrito. Pero esto será exactamente el comienzo de una vida de servicio fiel a Dios-recuerde, seremos juzgados acorde a lo que hemos hecho.

Rom. 2:7, 10 - Continúe pacientemente en el bien hacer.

Heb. 10:26-31 - Dios nos ama tanto que envió a Su hijo a morir para salvarnos si nos arrepentimos y le obedecemos. Pero si nosotros persistimos en pecar y en no obedecer, no hay sacrificio para salvarnos. Todo lo que nos espera es una horrenda expectación de juicio. Es una cosa horrenda caer en las manos de Dios.

No hay necesidad de que nadie se pierda en el juicio. Los medios están disponibles para que todos se salven. ¿Qué acerca de usted? ¿Está usted listo para el día del juicio?

Conclusión

La historia a dicho de un hombre joven, incapaz de nadar, quien cayó en un río corrientoso. Otro hombre que estaba cerca escuchó sus llamados, nadó hasta él, y le salvó. Años más tarde el mismo joven está en un juicio por asesinato. Por coincidencia, el juez era el mismo hombre que anteriormente le había salvado. la evidencia era abrumadora y el hombre fue sentenciado a la muerte. El joven dijo: "Juez, ¿no me recuerdas? Usted salvó mi vida. Estoy seguro que usted no quiere sentenciarme a la muerte. El juez le contestó: "Hijo, Yo fui tu salvador en ese entonces. Pero ahora Yo soy tu juez".

Hoy, Jesucristo es nuestro Salvador. El murió en la cruz para pagar la culpa por nuestros pecados. El aboga para que usted obedezca y de esta manera El poder perdonarle. Pero si usted obstinadamente rechaza obedecerle, en cualquier momento el día del juicio vendrá y El le dirá: "Apártate de mi, maldito, al fuego eterno..." El es su Salvador ahora; pero El será su juez luego.

Pero si usted simplemente escoge obedecerle ahora, en el día del juicio El dirá: "Bien, buen siervo y fiel,...entra en el gozo de tu Señor" - Mat. 25:41, 23.

¿Estás listo para el día del juicio?

El gran día viene, muy pronto viene, el gran día del juicio final; cuando justos y malos el gran Juez apartará, esperemos el juicio final ¿Estás listo? ¿Estás listo?

-W. L. Thompson

Versión al Español Por: Jaime Restrepo M., A.A. 1254, Manizales (Caldas), Colombia, S.A.

(c) Copyright 1998, David E. Pratte

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Utilice su botón "trasero" para volver a la página anterior.

Vuelva a nuestro casero página para otros artículos del estudio de la Biblia en español.

Haga un 'clic' para ver los estudios de la Biblia en ingles (the Gospel Way).

Exit this site.